El prestigioso crítico literario Harold Bloom muere a los 89 años

15/10/2019

El prestigioso crítico literario estadounidense Harold Bloom falleció ayer a los 89 años en el hospital de New Haven (Connecticut), confirmó su esposa, Jeanne Bloom, quien dijo a The New York Times que su marido impartió su última clase en la Universidad de Yale el pasado jueves.

Bloom era conocido sobre todo por su publicación en 1994 de El canon occidental, su obra más difundida, que levantó gran revuelo en Estados Unidos por su forma de entender la obra de 26 autores clave, de Dante a Beckett, pasando por Shakespeare, Cervantes, Tolstoi, Proust, Virginia Woolf o Borges.

El profesor Bloom era considerado el crítico literario más notorio de Estados Unidos y desde Yale se enfrentó a casi todas las tendencias de la crítica literaria de su época.

Ensayista, profesor, académico y crítico literario neoyorquino -de los más conocidos del mundo junto a George Steiner y de los mejores especialistas en literatura inglesa del siglo XX-, fue una de las escasas voces combativas de la actualidad que se expresa libremente y sin tapujos.

A ello debe una carrera marcada por la polémica y su creencia en que el pensamiento es de verdad interesante si surge del choque de ideas y conceptos asumidos.

Bloom nació en el barrio neoyorquino del Bronx el 11 de julio de 1930, estudió en Cornell y Yale -ahí ejerció de catedrático de Humanidades e impartió docencia desde 1955- y también enseñó en Harvard y en la cátedra de Literatura de la Universidad de Nueva York.

En 1994 levantó gran revuelo en su país con su obra más difundida, El canon occidental, donde Bloom identificó a una veintena de escritores occidentales esenciales; selección que contrarió en muchos casos el canon académico dominante en Estados Unidos.

De él se ha dicho que era el crítico literario más prolífico en lengua inglesa desde Samuel Johnson, con miles de artículos y una veintena de libros que abarcan desde el romanticismo inglés hasta su análisis de las nuevas formas de religiosidad.

Destacan los 500 prefacios de introducción a los tomos de la Biblioteca de Chelsea, de la que fue director, y sus ediciones críticas de los clásicos.

Asimismo, fue autor de La compañía visionaria, La angustia de las influencias, El libro de J, Poesía y Represión, La religión americana, El canon occidental, Presagios del milenio, Shakespeare: La invención del ser humano y, entre otros, de Cómo leer y por qué.

Gran entusiasta de Dante, Cervantes, Montaigne, Dickens, Beckett, Neruda, Borges, Cernuda y Steinbeck -de quien dijo: "No puedes leer tres párrafos sin pensar en un Hemingway más empobrecido"-, para Harold Bloom el "canon" era "Shakespeare", a quien consideró el culmen de la literatura.

Entre sus distinciones figuran los Premios McArthur e Internacional de Cataluña, la Medalla de Oro de la Academia Americana de las Artes y las Letras e igualmente los Doctorados Honoris Causa por la Universidad de Roma y Bolonia.