Los integrantes de La Cabra Mecánica, con Lichis en el centro, que han vuelto solo para esta gira de conciertos. / C7

Lichis: «Si La Cabra Mecánica siguiera tras esta gira nos convertiríamos en estatuas de sal»

La banda ha regresado solo para celebrar los 25 años de su primer disco y recala en el LPA Beer & Music Festival de la capital grancanaria

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Que se cumplan 25 años de la publicación de 'Cuando me suenan las tripas', el primer álbum del grupo La Cabra Mecánica, ha sido la excusa perfecta para que los integrantes de esta formación encabezada por Lichis hayan decidido saldar una cuenta pendiente.

« Este reencuentro no ha significado mirar para atrás. Si yo lo hiciera, no podría tirar para adelante. Ninguno de nosotros contábamos con ello. Surgió la excusa de los 25 años del primer disco y vimos que no podíamos esperar otros 25 porque seguramente ya no estaríamos para tocar. Cuando La Cabra Mecánica dijo adiós, hace ya muchos años, lo que para nosotros era un punto y final, para el resto eran puntos suspensivos. No hubo un concierto en al que yo fuera como Lichis y en el que la gente no esperase que aquello fuera como la marca blanca de La Cabra Mecánica. Ahora, el adiós es más claro para los demás y todos nos quedamos con muy buen sabor de boca», asegura el cantante, compositor y productor Miguel Ángel Hernando Trillo, alias Lichis.

Este reencuentro es temporal, aclara sin ambages. «Saberlo nos ayuda a llevarlo de una manera sana. Si siguiéramos, nos convertiríamos en estatuas de sal. La gente cuando busca este 'revival' no quiere escuchar un álbum nuevo de La Cabra Mecánica. Quiere oír las canciones que escucharon en un momento muy particular de sus vidas», explica el cantante de una banda que forma parte del LPA Beer & Music Festival, que se desarrollará entre el 16 y el 18 de septiembre en el Parque Litoral del Rincón, en Las Palmas de Gran Canaria.

El repertorio

En esta gira volverán a sonar temas como 'La lista de la compra', 'Felicidad' o 'La maceta', junto a otros de los cinco álbumes de La Cabra Mecánica. Lichis reconoce que el reencuentro para preparar esta gira con puntuales paradas por la geografía nacional estuvo marcada por «la frescura» que se generó desde un primer momento. «Nos dimos cuenta de que el repertorio es más fácil de entender ahora que en su época. Los momentos de éxito del grupo fueron contados y con temas muy concretos. Lo que hacíamos de rapear medio cantando y los contenidos de las letras los ves ahora en otros grupos y estilos posteriores. Vemos puntos de conexión con la música que ahora forma parte de la vanguardia en cuanto a aceptación por parte del público. También estamos reiventándonos un poco. Yo no canto ahora igual que antes. Mi voz ha ido evolucionando y tengo otros registros y otras cosas. Evitamos que parezca un pegote, respetamos la esencia de lo que fue y le hemos dado una pequeña capa de barniz... es una vieja dama con bellos vestidos», apunta quien protagonizará el concierto del sábado, 17 de septiembre, a partir de las 17.00 horas.

Reconoce que esta banda tuvo y tiene un encaje complejo. «La Cabra... fue un rara avis dentro de lo que se llamaba mestizaje. Nos metían en esa etiqueta, pero poco o nada teníamos que ver con los grupos que eran emblemas del mestizaje, como Macaco, Manu Chao o Amparanoia. Estábamos en otra esfera y nos costaba mucho que nos llamaran de los festivales a la hora de encajarnos. A fecha de hoy sigue pasando, pero es una feliz coincidencia que dejamos La Cabra Mecánica y otros artistas, con su propia personalidad, como El Kanka, Muerdo o Antílopez, entre otros, hayan pillado un poco de aquel hilo suelto y lo hayan mantenido vigente», comenta orgulloso.

La fusión de estilos con voz propia y las letras con poso y compromiso de La Cabra Mecánica fueron fruto de «la inspiración». «Hacíamos lo que queríamos hacer. Nunca pensamos si estábamos anticipando cosas o no. En mi cabeza sí que estuvo siempre una reinvención de un hilo anterior a mí, que tenía que ver con lo que hicieron juntos Martirio y Kiko Veneno, y Gabinete Caligari. La búsqueda de un pop español, entendiendo como español también a aquel que no se siente español pero vive en España. Cosas que nos unen dentro de una realidad más o menos impuesta, con la que podemos estar de acuerdo o no, pero que está en nuestro ADN».

Una carrera en solitario abierta a probar cosas y con un público «exclusivo pero no excluyente»

Lichis atiende a este periódico por teléfono cuando se toma un descanso en el estudio de grabación, donde ultima detalles para esta gira temporal con La Cabra Mecánica, para su carrera en solitario y para los proyectos de otros músicos en los que ejerce como productor. «Estoy muy centrado en mi carrera como Lichis. Hago cosas muy diferentes, todo instrumentos distintos, canto de otra manera, me muevo por otros lados... Sigo haciendo cosas nuevas y disfrutando de este reencuentro con los amigos de La Cabra. No se trata de una reconciliación con mi pareja. Ya me pilla casado y como mi pareja no es celosa, me deja salir a cenar y dar una vuelta», apunta entre risas.

Disfruta de libertad. «Empecé como Lichis con mi sello. Pocos confiaban y no metían dinero al ver que no era una continuación de La Cabra Mecánica. Pero lo que parecía un hándicap se convirtió en una ventaja. No me veo obligado a sacar un disco cada año. Saco las canciones cuando pienso que tengo al menos diez que merecen la pena. Mi público no viene atraído por un eco. Sabe a lo que viene, conoce mi repertorio y es consciente de que es algo distinto. Es un público más exclusivo pero no excluyente».

El 17 de septiembre, La Cabra comparte escenario en el LPA Beer & Music Festival con Manu Lafäm, Foxy Mammals, Jimena Amarillo, Embusteros y Maika Makovski.