El libro 'Historias del Toreo' recupera episodios olvidados y sorprendentes del mundo de la tauromaquia

ATLAS ESPAÑA

Junto a las grandes gestas, la historia oficial del toreo, hay también otras no tan conocidas, más íntimas. Incluso, sorprendentes. Un libro ha recopilado esos episodios casi olvidados y que pueden romper más de un esquema como el de asociar la tauromaquia a una única ideología. En la céntrica plaza de Santa Ana, antiguo epicentro taurino de Madrid, la cervecería Alemana, sí, Alemana, no sólo mantiene todavía esa esencia, sino que albergó los episodios más fascinantes de la mano de un Dominguín, pero no el famoso Luis Miguel, sino su hermano mayor, Domingo Dominguín "el Dominguín comunista", que aprovechó su posición como empresario para ayudar al PCE en la clandestinidad. Porque hasta en las fiestas del Partido Comunista de España, y durante la Transición, había toros. Y Santiago Carrillo, histórico secretario general del PCE, salía a hombros, con sección taurina en Comisiones Obreras con picadores y banderilleros afiliados. Porque los toros no tienen ideología, tal y como documenta el libro 'Historias del Toreo' de Paco Aguado, publicado por la editorial 'El Paseo'. Una curiosidad: a los Borbón no les gustaban los toros, de hecho fue José I Bonaparte quien los restauró después de que los prohibiera Carlos IV.-Redacción-