La Biblioteca Insular albergará en su torre un museo del libro

26/05/2019

El inmueble lleva un retraso de un año para empezar la segunda fase de las obras de adecuación de todo el edificio, debido a cuestiones burocráticas con la nueva Ley de contratación y con el Ministerio de Fomento. Antes se reemplazará toda la carpintería de la primera planta, tal y como se hizo en la baja.

Victoriano S. Álamo LAs Palmas de Gran Canaria

La Biblioteca Insular de la capital grancanaria albergará en un futuro un pequeño museo dedicado al libro en la torre del edificio diseñado por Fernando Navarro –su parte antigua, cuya escalinata de entrada da hacia el Centro Comercial Monopol–, tal y como figura en los planes del Cabildo, propietario del inmueble.

Este edificio, junto a la Plaza de las Ranas, está pendiente de la culminación de la segunda fase de unas obras de adecuación integrales, que financia la institución insular con el apoyo del Gobierno estatal.

El proyecto se denomina Obras de adecuación de la Biblioteca Insular, afecta tanto al edificio de Fernando Navarro como al Manuel Ponce de León, y cuenta con un presupuesto total de 1.199.008,22 euros.

La participación del Estado viene de la mano del 1,5% Cultural y se concreta en una aportación de 397.331,38 euros, que sufraga el Ministerio de Fomento. El resto corre a cargo de la corporación insular.

«La primera fase ya se ejecutó. Incluye la nueva iluminación interior, una nueva instalación eléctrica, la preinstalación del aire acondicionado y un nuevo pavimento. De esa primera fase ha salido también un nuevo salón de actos o sala polivalente, con capacidad para cien personas, y otra zona de prensa, que se utiliza también para acoger proyectos expositivos. La planta primera también contará con una nueva sala de referencias, con 60 plazas nuevas», explica Oswaldo Guerra, director general de Cultura del Cabildo.

las causas del retraso. La segunda fase, que está pendiente, se denomina Rehabilitación de la cubierta y torre mirador. Su realización, reconocen Oswaldo Guerra y Carlos Ruiz, consejero insular de Cultura, se ha retrasado por la implantación de la nueva Ley de contratación pública y por los cambios de Gobierno en Madrid.

«Con la entrada en vigor de la nueva Ley de contratación, se paralizó todo y se tuvo que empezar de cero con la tramitación del expediente. Se trata de un expediente complejo que en el Cabildo requiere al menos un año de tramitación, debido a los distintos filtros que debe superar. Ese es el tiempo que lleva de retraso en estos momentos», asegura Oswaldo Guerra.

La salida del Ejecutivo que lideraba Mariano Rajoy tras prosperar la moción de censura que dio la presidencia nacional a Pedro Sánchez motivó, según Ruiz y Guerra, «un retraso en el expediente, que ya estaba casi listo, y que hizo que no se llegase a tiempo para empezar esta segunda fase antes de que entrara en vigor la nueva Ley de contratación pública».

Por ello se pidieron varias prórrogas a Madrid para la justificación de la ayuda que debe afrontar Fomento, que «se dan por aceptadas por silencio administrativo», señala Oswaldo Guerra.

Esta fase, que tiene un presupuesto consignado de 329.009 euros, implica el «adecentamiento de la azotea, incluido todo el pavimento, así como la rehabilitación de la torre, para que en un futuro albergue un pequeño museo del libro», explica el director general insular.

Una vez se cierre todo el proceso, señalan Oswaldo Guerra y Carlos Ruiz, se «justificará todo ante el Ministerio de Fomento».

La puesta a punto de la Biblioteca Insular culmina con una tercera obra que, según los responsables insulares, está a punto de comenzar.

«Se trata de la restauración de las carpinterías de la primera planta. Es un contrato menor. Ya se pidieron las tres ofertas y lo normal es que en un mes se pueda empezar a trabajar. En su momento se restauraron las de la planta baja y se vio que las de esta planta también necesitaban una intervención», dice el consejero insular de Cultura Carlos Ruiz.