avelino gómez

Los jóvenes de 18 años ya pueden disfrutar del Bono Cultural

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy esta medida que contempla el gasto de 400 euros en actividades y productos culturales

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El bono cultural joven, que se compone de 400 euros para gastar en eventos culturales, ha sido aprobado este martes por el Consejo de Ministros, a través de un Real Decreto. Los beneficiaros podrán invertir el citado importe por medio de una tarjeta monedero.

A este respecto, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, puso de relieve que esta medida se trata de una «apuesta importante de apoyo a la cultura por las consecuencias tras la crisis de la Covid».

El bono cultural joven, al detalle

Los jóvenes que cumplan la mayoría de edad (18 años) este 2022 son quienes podrán disfrutar del bono en un período de 12 meses. Con él podrán comprar y disfrutar de diferentes servicios, artículos o actividades culturales. Se estima que unos 500.000 jóvenes podrán beneficiarse de esta ayuda.

Desde el Ministerio de Cultura y Deporte, al mismo tiempo, señalan, en un comunicado, que el texto aprobado este martes «ha tenido en cuenta las aportaciones recibidas durante el trámite de audiencia e información pública, que tuvo lugar del 4 al 15 de febrero de 2022».

Entonces, se recogieron 30 aportaciones, cuatro de ellas procedentes de las comunidades autónomas y las 26 restantes de personas físicas y jurídicas. Además, el departamento ha mantenido diferentes encuentros con agentes del sector cultural, de asociaciones y organizaciones para perfilar el desarrollo de esta iniciativa.

¿Qué actividades cubre?

El Ministerio, al mismo tiempo, señala que el bono subvencionará artes en vivo, patrimonio cultural y artes audiovisuales hasta un máximo de 200 euros por beneficiario. Entre estas actividades figura la música en directo, el cine, los museos, bibliotecas, exposiciones o festivales escénicos.

También contempla la subvención de productos en soporte físico hasta un máximo de 100 euros: libros; revistas, prensa, u otras publicaciones periódicas; videojuegos, partituras musicales, discos, CD, DVD o Blu-ray.

Al mismo tiempo, el beneficiario podrá invertir 100 euros de este bono en consumo digital o en línea: suscripciones y alquileres a plataformas musicales, de lectura o audiolectura, o audiovisuales, compra de audiolibros, compra de libros digitales (conocidos como e-books), suscripción para descarga de archivos multimedia (los conocidos como podcasts), suscripciones a videojuegos en línea, suscripciones digitales a prensa, revistas u otras publicaciones periódicas. Dichas suscripciones estarán limitadas a un máximo de cuatro meses.

¿Qué actividades no cubre?

Por el contrario, la medida no contempla la compra de productos en papelerías, como pueden ser libros de texto curriculares (impresos o digitales); equipos, software, hardware y consumibles de informática y electrónica; material artístico; instrumentos musicales; espectáculos deportivos y taurinos; moda y gastronomía. Tampoco, la adquisición de productos calificados como X o pornográficos.

A tener en cuenta

El bono, además, podrá utilizarse, exclusivamente, «en establecimientos o instituciones adheridas al programa, que presten servicios en España y que, de forma profesional y habitual, ejerzan actividades de venta o puesta a disposición de productos, actividades y servicios culturales».

Mientras, la gestión del programa se efectuará mediante una plataforma tecnológica específica, donde se presentarán las solicitudes, que se tramitarán por orden de presentación.

Una vez se conceda esta ayuda, se abonará el importe total concedido en un pago único, en formato de tarjeta prepago virtual nominal, que estará identificada con un número y la identidad del beneficiario. De forma excepcional, se podrá emitir una tarjeta física, siempre que el beneficiario no cuente con un móvil compatible con la tarjeta virtual.

El Bono Cultural Joven, a su vez, será compatible con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos de las administraciones públicas.