El actor John Malkovich. / DPA

John Malkovich muestra en escena el infierno de un depredador sexual

El actor estadounidense ofrece en Madrid dos únicas representaciones de 'Confesiones de un asesino en serie', un monólogo con orquesta de cuerda

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

A John Malkovich (Christopher, Illinois, 68 años) le van los retos. El actor estadounidense, que se inició en el teatro y se consagró en el cine, recala de nuevo en España para subirse a las tablas y ofrecer dos únicas representaciones de 'The Infernal Comedy. Confesiones de un asesino en serie'. Será en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid, dentro del programa de los Veranos de la Villa, este jueves 11 y el viernes 12 de agosto. Estará acompañado en escena por dos sopranos y una orquesta de cuerda.

La pieza se basa en la historia real del austriaco Jack Unterweger, un asesino en serie que decidió dejar su confesión por escrito de forma tan sorprendente como poética. Serán dos oportunidades únicas para disfrutar del talento de uno de los actores más aplaudidos de su generación, protagonista de películas legendarias como 'Las amistades peligrosas', 'En la línea de fuego', 'En un lugar del corazón' o 'Cómo ser John Malkovich'.

En la particular puesta en escena participan dos sopranos y una formación de cuerda que interpretará partituras barrocas y piezas de grandes compositores como Mozart, Gluck, Haydn, Vivaldi, Boccherini, Weber y Beethoven.

Unterweger fue juzgado por el asesinato de una prostituta a la que asfixió con su propio sujetador. La mujer tenía 18 años y él sería condenado a cadena perpetua. En prisión escribió algunos libros que llamaron la atención de narradores como Günter Grass y Elfriede Jelinek, futuros premios Nobel de Literatura que se sumaron a un movimiento para solicitar la puesta en libertad del asesino arguyendo que su caso sería un ejemplo de reinserción. Cuando Unterweger recuperó su libertad siguió escribiendo y llegó a trabajar para la televisión pública austríaca. Pero sería acusado asfixiar hasta la muerte a otras once mujeres. Detenido y encarcelado de nuevo, en su primera noche en prisión se ahorcó en su celda.

Malkovich se sube a las tablas en Madrid tras varios intentos fallidos de presentar en España su ambicioso y complejo espectáculo 'Just call me God', sobre un dictador crepuscular. Anticipa que dejará espacio a la improvisación y que, por ello, sus dos representaciones no serán idénticas.

Confundador de la compañía teatral Steppenwolf de Chicago, en las tablas ha protagonizado piezas como 'Muerte de un viajante' o 'El verdadero oeste'. Ha adaptado al teatro obras de Ernesto Sábato y prepara otra de Roberto Bolaño. También activo en televisión, ganó un Emmy por 'Un tranvía llamado deseo' y encarnó al Sumo Pontífice en la serie 'El nuevo Papa', de Paolo Sorrentino.

Temas

Cine