Gillian Anderson, actriz

«He interpretado personajes muy serios durante la mayor parte de mi carrera»

Tras darse a conocer en 'Expediente X' hace casi 30 años, disfruta con su papel en 'The Great', la comedia dramática sobre Catalina la Grande

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

Durante los dos últimos años, Gillian Anderson (Chicago, 53 años) ha interpretado a un manojo de las figuras femeninas más influyentes que jamás hayan existido en la historia. Primero, a Margaret Thatcher en la serie de Netflix 'The Crown', que le valió un Emmy; ahora rueda la vida de la primera dama de Estados Unidos Eleanor Roosevelt en la serie de Showtime, 'La Primera Dama'. Intercaladas entre ambas cuenta con otro personaje histórico: Joanna, la manipuladora madre de Catalina La Grande en la segunda temporada de 'The Great' que emite Starzplay.

Llamada por los historiadores «la maestra del matrimonio» Joanna es, en la ficción, la madre de la actriz Elle Fanning, encargada de orquestar las uniones dentro de la corte rusa de cada una de sus hijas. Joanna contribuye al triunfo de Catalina como la gran zarina rusa y al derrocamiento de su esposo Pedro III. 'The Great' es una serie en clave de comedia dramática basada en el ascenso al poder de Catalina la Grande, emperatriz de Rusia. «Encontré en Joanna una mujer enigmática», dice Anderson, que se dio a conocer en 1993 interpretando a la mítica Dana Scully en Expediente X.

–¿Por qué decidió interpretar a otro personaje histórico?

–Me llamó mucho la atención su frialdad. Encontré en Joanna una mujer increíblemente enigmática e inquietante, no sentí que hubiera interpretado a alguien como ella en el pasado, y eso es algo que siempre tengo en cuenta. He interpretado personajes muy serios durante la mayor parte de mi carrera y cuando tengo la oportunidad de divertirme con una comedia y explorar el género, trato de hacerlo

–Joanna es muy diferente a Margaret Thatcher. ¿Le gusta estudiar historia antes de meterse en la piel de una mujer reconocida?

–Me quité el azul de Thatcher para ponerme el corsé de Joanna. Son dos papeles muy diferentes; si la primera pensaba en el bien común, la segunda solo pensaba en ella porque era una mujer muy vanidosa que encapsula la frivolidad de la corte. Ella se gasta en ropa la asignación de sus hijas y no le preocupaban los intereses de su hijas tanto como los suyos.

–Muchas actrices se quejan de la incomodidad de trabajar con corsé.

–Hacía tiempo que no me ponía un corsé y había olvidado lo incómodo que es. El vestuario del personaje es un proceso sinuoso porque cuenta con muchos accesorios. Hay algo cómico en un vestido con alforjas. Cuando una lleva un vestido así, inmediatamente sabes que estás dentro de una comedia porque te obliga a moverte de una manera determinada. Afecta todo. Afecta cómo te mueves, cómo atraviesas las puertas, cómo te sientas. Es mucho peso sobre las caderas.

–¿Conocía al personaje antes de interpretarlo?

–No. No soy una experta en historia. Cuando me ofrecieron el papel, leí los guiones. En ese momento, se despertó mi curiosidad por esta mujer tan frívola dentro de una corte tan intensa. Me cautivó la primera temporada de la serie, su sentido del humor, su sátira subliminal. Pon cualquier irreverencia en mi camino que voy a saltar sobre ella y 'The Great' es una serie deliciosa porque no se pone límites a la hora de criticar a la aristocracia. Sin duda, mi personaje tiene un plan premeditado para asegurar su futuro.

–¿Cómo es Elle Fanning a la hora de compartir escenario?

–Una delicia de compañera. Elle es simplemente fantástica. Está tan comprometida con este personaje, es tan buena y tan específica que es fascinante verla trabajar .También Nick Hoult. Todo el equipo me hizo sentirme arropada. Ha sido un placer participar en esta serie y espero que vuelvan a llamarme la próxima temporada.

Madre y monstruo

–¿Considera a Joanna una buena madre?

–Diría que es una madre complicada. En sus mejores momentos, es una madre que ama demasiado a su hija. En sus peores momentos, es un monstruo.

–Ha pasado de interpretar a Margaret Thatcher en The Crown, a la madre de Catalina la Grande en The Great y ahora rueda el personaje de Eleanor Roosevelt en The First Lady. Siempre a un paso entre la realidad y la ficción.

–En realidad, no se sabe mucho de Joanna, así que no sé si es comparable con las otras dos mujeres. Joanna es un papel escrito por la brillante pluma de McNamara mientras que tanto Thatcher como Eleanor son dos mujeres brillantes. Para mi, la más difícil de crear ha sido Eleanor Roosevelt por mi desconocimiento del personaje y de la época, y porque en la serie puedes ver una perspectiva completa de quién era esta mujer durante varias décadas de su vida.

–¿Cómo fue encarnarla y hacer esos descubrimientos contando con la ayuda de la familia Roosevelt?

–Eleanor fue una mujer extraordinaria y poderosa. Debo reconocer que aprendí mucho estudiando, me di cuenta que había muchas cosas sobre ella que desconocía. Existe una gran cantidad de información sobre esta pareja y el grado en que ella y Franklin impactaron en los ciudadanos de Estados Unidos, y no solo en ellos, sino en los ciudadanos de todo el mundo. Su trabajo fue sorprendente, su entrega, los libros que escribió, las causas a las que se adhirió. De principio a fin, fue una trabajadora incansable. Su trabajo fue extraordinario y, por increíble que parezca, interpretarla me ha cambiado.

Temas

Cine