Joan Fontaine, legendaria actriz de Hollywood / Archivo

Hermanas, grandes actrices y enemigas íntimas desde la niñez

La madre Lilian fomentó tanto la competitividad entre las dos hermanas - Joan Fontaine y Olivia de Havilland - que esas ganas de superación se convirtieron en animadversión

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁN Madrid

«Si te puedes divorciar de un marido, también de una hermana». Con esta frase tan descriptiva, Joan Fontaine dejaba claro que las relaciones con su hermana Olivia de Havilland eran inexistentes. Ni rescoldos de cariño había entre ellas. Un odio, convertido en una de las comidillas hollywoodienses, que se fraguó desde su casa tokiota. La madre Lilian fomentó tanto la competitividad entre las dos hermanas -inclinándose por Olivia- que esas ganas de superación se convirtieron en animadversión. Tanto que De Havilland le llegó a fracturar una clavícula a su hermana pequeña.

Las dos optaron por la actuación. Las dos ganaron premios en la Academia y ambas marcaron diferencias. Olivia manteniendo el apellido de su padre; Joan, cogiendo el de su padrastro. Una apostó por estar en la industria; la otra, más rebelde, se mudó a París. Los desencuentros entre ellas eran notables y conocidos. Tanto que en alguna entrega de premios, los organizadores de los eventos las colocaban en lugares opuestos. Incluso se llegó a plantear que el guion de '¿Qué fue de Baby Jane' estaba inspirado en sus malas relaciones. Además, fue protagonizada por otras dos enemigas íntimas: Joan Crawford y Bette Davis.

«El odio, lo agotamos siendo jovencitas. Ahora nos ignoramos», indicó Joan, más proclive a hacer declaraciones sobre la situación familiar que su hermana mayor. El único puente que había entre ellas se rompió en 1975. Olivia comunicó a su hermana la muerte de su madre. Joan está fuera de Estados Unidos y Olivia se ocupó de los preparativos sin contar con ella. Ni siquiera la invitó, aunque al final apareció.

Desde entonces, ni se hablaron. En 1978, Joan daba alguna de las claves de su odio fraternal en la revista 'People'. «Olivia siempre dice que yo tengo que ser la primera en todo. Me casé antes. Gané el Oscar antes. Tuve un hijo antes. Si muero antes que ella, se pondrá furiosa». El 15 de diciembre de 2013, Fontaine fallecía. Su hermana la despidió en un correcto comunicado. Sin florituras.