De izquierda a derecha, Javier Cabrera, Ángela Molina, Mariano Rupérez y Francisco Lezcano, en la capital grancanaria. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

Gran Canaria escribe poesía erótica para el mundo

Francisco Lezcano, Javier Cabrera y Mariano Rupérez, tres generaciones de la poesía canaria actual, coinciden en un mismo proyecto

ÁNGELA MOLINA CALZADILLA Las Palmas de Gran Canaria

Tres poetas afincados en Gran Canaria lanzan sus versos a través del libro 'Letras derramadas. Poesía amatoria y erótica mundial', publicado por la editorial uruguaya aBrace, de la mano del poeta y editor Roberto Bianchi.

Amor y sexo se expresan en esta edición que, con la participación de 25 escritores de diez países, fue presentada en la 23ª edición del Encuentro Internacional de Escritores celebrado el pasado año 2021 en Montevideo.

«A menudo tu voz me llega a través del tiempo y del espacio/ y la oigo a mi costado, la oigo en mi frente,/la oigo como un eco rebotando dentro de mí».

Francisco Lezcano, polifacético y fascinante

Francisco Lezcano ha ejercido como poeta, escritor, escultor, pintor, dibujante y, sobre todo, militante de la libertad y la resistencia. Nacido en Barcelona, ha transitado por Francia, Bélgica y Suiza hasta asentarse entre Gran Canaria y su ciudad natal.

Es miembro de la Comunidad Europea de Escritores y Miembro de honor de la Academia Internacional de Artes, Ciencias y Letras Potzen de Nápoles (Italia). Actualmente lleva su 'Hoja viajera', que publica en Internet y da cuenta de su faceta como investigador y fotógrafo submarino, entre otros oficios que cultiva magistralmente.

Ha expuesto sus pinturas en lugares tan destacados como el Palacio de las Naciones Unidas en Suiza. Sus poemas podemos encontrarlos en francés, italiano y holandés. Su poesía tiene dos líneas bien definidas, la militante pacifista y en defensa de los derechos humanos, como en 'Haz el amor y no la guerra', y otra, intimista cargada de humanismo, como 'La Palabra'. En 1971 se instala en Francia. Ha colaborado con sus poemas en numerosas revistas literarias nacionales y extranjeras, dado recitales y editado varios libros, algunos bilingües.

«A mis 88 años he dejado las artes marciales, la foto submarina y regalado mi moto. Hay que ser consecuente con la edad, y realista, pero el cultivo de la paz interior es mi piel. Mantener mi capacidad de asombro, una disciplina cotidiana, como lo es cultivar la ternura, la complicidad afectiva, la empatía y sentirme feliz con mis experiencias de vida, sin caer en la trampa de las añoranzas y nostalgia. En mis poemas la sexualidad y el erotismo nunca aparecen descarnados, sino sugeridos metafóricamente, siempre nimbados de sutiliza lírica. Mi opinión subjetiva, sin sentar cátedra, es que el sexo debe ser, un regalo del amor no al revés. La empatía, el respeto al otro y la escucha, debe ser su perfume». En palabras de Javier Cabrera, «Lezcano, a sus 88 años, mantiene una vitalidad creadora envidiable».

Javier Cabrera, un lugar enclavado en la memoria

Precisamente, Javier Cabrera - poeta, antólogo y compilador, y editor literario- ha publicado doce poemarios, los últimos, 'Huracán la Luz' (Cuba, 2006); 'Ardor del agua' (2014) e 'Intemperie' (Uruguay, 2019).

Como antólogo y compilador lo último que ha publicado 'Últimas elegías a Miguel Hernández. Poesía desde Canarias' (2017) y 'Machado en los campos de Canarias. Poetas canarios a Antonio Machado' (2019), y tiene en prensa: 'Juan Ramón. Isla y Poesía. Poetas canarios a Juan R. Jiménez', a editar en este 2022.

Como editor literario actualmente dirige las colecciones de poesía 'el mar hace...' (editorial Mercurio, LPGC-Madrid), y 'Farallón' (Hamalgama editorial, Las Palmas). Asimismo, coordina -con otros autores- la colección 'Biblioteca Carlos Ramos', dedicada al poeta de su generación ya fallecido Carlos Ramos, editada por OK ediciones (Las Palmas de Gran Canaria) y de la que se han publicado 3 tomos. Ha obtenido varios premios en poesía y en edición, y ha participado en diversos congresos, festivales y encuentros literarios y de arte, tanto en España, Europa y África, como en Hispanoamérica -Argentina, Chile, Cuba, Ecuador, México, Puerto Rico y Uruguay.

En su caso personal fue invitado al proyecto y se le solicitó el diseño del libro. Con Francisco Lezcano ha participado en varias publicaciones. «Él me incluyó en su compilatorio de poesía local 'La tabaiba y el verol. 20 poetas, 20 musas' (Francisco Lezcano ed., DVD, Las Palmas, 2014) y, a su vez, yo lo incluí en el compilatorio 'Machado en los campos de Canarias. Poetas canarios a Antonio Machado' (Mercurio editorial, Madrid, 2019). En tanto que, con Mariano Rupérez, coincidí en lecturas en el Círculo Cultural de Telde, recuerdo en concreto el homenaje al poeta Pedro García Cabrera».

De los cuatro poemas con los que participa en la edición de aBrace, el primero lo titula 'Sólo para sus miembros', dedicado «a los amigos que amaron y perdieron en los malavenidos tiempos del SIDA». «Hasta ayer blanca/su emulsión a la vida/salud brindaba/Desde ayer ya crepita/veneno en su saliva».

Finalmente, señala que aBrace prepara otro proyecto compilatorio de orden internacional bajo el título, aún genérico, de 'Poetas Latinoamericanos'. «De hecho, se pretende que Canarias tenga una representación significativa ya que, al margen de los poetas insulares que decidan participar, se hará, asimismo, invitación específica a artistas visuales canarios con el fin de ilustrar el tomo, que se tiene previsto editar de forma solidaria y cooperativa, como es costumbre en buena parte de Latinoamérica, sin el acomodo institucional. Se idea que sea sobre el mes de septiembre de este 2022», comenta el autor.

El género más personal de todos, según Rupérez

Mariano Rupérez es profesor de Lengua y Literatura por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Ha sido reconocido en tres ocasiones con el Premio de Poesía Saulo Torón.

Desde 2015 es integrante del grupo poético teatral Poesía-Poesía. En narrativa ha publicado 'El punto final de los finales' (Editorial Círculo Rojo). Es poeta, ilustrador y traductor. Ha colaborado en diferentes proyectos literarios y antologías.

Afirma que «las mejores musas siempre están hechas de carne, huesos e historias». Y reconoce que es la primera vez que participa en un libro de poesía erótica y amatoria. «Me ha resultado una experiencia muy interesante y enriquecedora», asevera.

«Tanto con Javier Cabrera como con Francisco Lezcano he tenido la fortuna de coincidir años atrás en eventos poéticos. Es un orgullo representar a la poesía canaria junto a ellos en este libro. Realmente no considero que escriba literatura erótica como tal. Me gusta escribir sobre la vida, sobre el amor... y, claro, el sexo está presente en todo ello y me encanta que así sea y que pueda salpicar en forma de erotismo algunos de mis poemas», comenta.

De sus poemas incluidos en el libro figura: VII. «Adoro la homosexualidad de las peras./Ellas, para amar,/no necesitan peros».

El amor y el erotismo, temas universales, hallan en estos poetas grancanarios su salvoconducto para sortear la distancia impuesta por la pandemia y las relaciones superficiales propias de nuestro tiempo.