'Rendir los machos', de David Pantaleón, fue uno de los largometrajes apoyados en 2019 y ya estrenado. / C7

El Gobierno de Canarias destina 1,8 millones de euros para producciones de cine y televisión

Hasta el 19 de julio está abierto el plazo para cortos y proyectos en desarrollo y hasta el 21 de julio para la producción de largos y series

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El Gobierno de Canarias destinará este año un mayor presupuesto al apoyo de nuevas producciones para cine y televisión por parte de profesionales de las islas. La convocatoria de subvenciones se encuentra ya abierta con una partida de 1.800.000 euros, casi un 30% más que el pasado año, destinada a desarrollo y producción de largometrajes, series y cortos.

Así lo anunció el viceconsejero de Cultura, Juan Márquez, quien señaló que «por fin se ha logrado hacer realidad la aspiración de esta área de aumentar el presupuesto destinado a la producción de nuevas obras audiovisuales, con lo que se espera reforzar el buen trabajo que está haciendo los profesionales canarios. Una inversión que se une a los casi cuatro millones de euros consignados desde 2019, y que poco a poco están llegando a salas y festivales, algunos proyectos con destacados reconocimientos internacionales».

Del total reservado para este año, 520.000 euros estarán destinados a cortometrajes y proyectos en desarrollo; y 1.280.000 euros a producción de largometrajes y series, con convocatorias independientes.

El plazo para la primera estará abierto hasta el 19 de julio; y la segunda hasta el 21 de julio.

Las bases están disponibles en www.gobiernodecanarias.org/cultura y también en la web del Instituto Canario de Desarrollo Cultural (ICDC), entidad colaboradora en este procedimiento, www.icdcultural.org

Cómo acceder

Las solicitudes se presentarán exclusivamente a través del aplicativo de gestión telemática. La concesión de las subvenciones tiene carácter plurianual y se enmarcan dentro de la Estrategia de las Industrias Culturales y Creativas Audiovisuales que se implementa a través de acciones de diferentes departamentos del Gobierno autonómico.

Las bases de esta convocatoria repiten las principales modificaciones introducidas en 2020 con la intención de mejorar la eficacia de la inversión. Por lo tanto, los plazos de ejecución seguirán siendo de tres años para proyectos en desarrollo y cortos (hasta finales de 2024), y de cuatro años para la producción de largometrajes y series (hasta finales de 2025).

Algunos requisitos

Sólo podrán acceder a ellas las productoras inscritas en el Registro de Empresas Audiovisuales de Canarias.

En el caso de Producción, la antigüedad exigida se mantiene en un año, mientras que para desarrollo y cortometrajes no existe ningún límite. También se pueden presentar AIE (Agrupaciones de Interés Económico) que incluyan una productora que tenga certificado del Registro de Empresas Audiovisuales Canarias.

Los proyectos que opten deben acreditar una presencia suficiente de profesionales canarios en determinados 'puestos clave' de la producción. Otras posiciones relevantes (que cambian en función de si el proyecto es de ficción, animación o documental) obtienen puntuación adicional, pero no son un requisito. En el caso de desarrollo, los puestos clave se limitan a tres: producción ejecutiva, guion y dirección.

Asimismo, se valora la solidez económica del proyecto, ya sea mediante coproducciones, preventas u otras aportaciones, así como su potencial y la calidad artística.

Esta valoración será realizada por diferentes comités externos integrado por profesionales de reconocido prestigio y que representen las diferentes formas fílmicas que se convocan. Asimismo, este comité reflejará en su composición la pluralidad del audiovisual como fenómeno artístico e industrial.

De las tres categorías que incluyen las dos convocatorias, la correspondiente al desarrollo de largometrajes y series, opción que no figura en las ayudas que concede el Estado, se mantiene este año el límite de intensidad (porcentaje del total de ayudas públicas sobre el presupuesto total) hasta más del 75%, igual que en producción de cortometrajes. En el caso de producción de largometrajes y series, se aplican los límites de intensidad que marca la ley estatal, que los mantiene entre 50% y 80%.