El escritor neerlandés Cees Nooteboom, ganador del Premio Formentor 2020. / María Gil

Formentor, un baluarte de «resistencia cultural»

La entrega del premio al escritor Cees Nooteboom abrirá unas Conversaciones Literarias a las que la pandemia ha privado del público presencial

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

La entrega del X Premio Formentor y las Conversaciones Literarias homónimas se celebran este fin de semana como «un acto de resistencia y afirmación cultural». Así lo asegura Basilio Baltasar, director de la Fundación Formentor que otorga el galardón dotado 50.000 euros y que este año recayó en el escritor neerlandés Cees Nooteboom (La Haya, 1931). La pandemia obliga esta vez a retransmitir en directo unas conversaciones que cada año reúnen en el Norte de Mallorca a relevantes personalidades del mundo de la literatura, la edición y la cultura, pero que no tendrán público presencial.

El coronavirus ha alterado el formato habitual de las jornadas que el Hotel Formentor acoge entre el viernes 18 y el domingo 20. Se abrirán con la entrega virtual del X Premio Formentor a Cees Nooteboom, novelista, poeta, traductor y viajero, que también ofrecerá su discurso de forma telemática. El jurado premió a este escritor «que ha hecho del nomadismo una actitud filosófica, estética y espiritual que trasciende las fronteras y revela la naturaleza expansiva de los horizontes humanos».

Nooteboom es uno de los más originales y reconocidos escritores neerlandeses. Traductor de poesía española, catalana, francesa, alemana y de teatro norteamericano; autor de novelas, poesía, ensayos y libros de viaje, su obra está traducida a más de veinte idiomas. Vive a caballo entre Países Bajos, España y Alemania y en su bibliografía abundan las referencias a Menorca, donde tiene casa. Acaba de publicar 'Despedida. Poemas en tiempos del virus' (Visor) y pronto verá la luz 'Venecia' (Siruela) su percepción de la mágica ciudad de los canales.

«Tenemos que mantener vivo el fuego de la cultura», insiste Basilio Baltasar al presentar esta atípica edición las jornadas cuyo lema es 'Bagaudas, goliardos y estilitas'. Un trío formado por los legendarios bandidos revolucionarios de la antigüedad, los poetas ambulantes del medievo y los eremitas que desde la atalaya de su columna son «una metáfora filosófica del funambulismo», según Baltasar.

En las conversaciones tomarán parte escritores, editores, profesores y periodistas de todas las latitudes intelectuales. Sus intervenciones y los debates se podrá seguir en directo a través de la web de la Fundación Formentor (www.fundacionformentor.com). «Las restricciones sanitarias, la prudencia y el sentido común que recomiendan evitar las aglomeraciones aconsejan adoptar esta medida de excepción», señala la fundación, que espera volver a la celebración presencial en la próxima convocatoria.

Además de Nooteboom, intervendrán en las jornadas Edward Wilson-Lee, autor de 'El memorial de los libros naufragados'; el escritor Pierre Ducrozet, representante de la nueva narrativa francesa; Alexis Grohmann, profesor de literatura española y escritor; el alemán Hannes Köhler, el cubano Abilio Estévez, o el mexicano David Huerta, ganador del premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2019.

Nobel y Cervantes

Sostenido hoy con el mecenazgo de las familias Barceló y Buadas, el Premio Formentor se concedió por primera vez en 1961 «para reconocer la labor narrativa de escritores que prolongan la alta tradición literaria europea». Lo impulsó un reputado grupo de editores europeos entre los que se contaban Carlos Barral, Antoine Gallimard, Giulio Einaudi, y Henrich Rowolt. Entre sus ganadores están Jorge Luis Borges, los Nobel Samuel Beckett y Saul Bellow, y Jorge Semprún o Witold Gombrowicz. Recuperado tras un largo paréntesis, se sumaron al palmarés los ganadores del Cervantes Carlos Fuentes y Juan Goytisolo, antecesores de Javier Marías, Enrique Vila-Matas, Ricardo Piglia, Roberto Calasso, Alberto Manguel, Mircea Cartarescu o Annie Ernaux, ganadora en 2019. Sus discursos de aceptación del premio se han reunido en un libro que recoge las actas del jurado y que celebra el décimo aniversario del rescate del galardón.

Las Conversaciones de Formentor se organizaron por primera vez en la década de los años treinta auspiciadas por Adan Diehl, creador del cosmopolita Hotel Formentor situado frente a bahía de Pollensa, al norte de Mallorca. Continuaron en la década de los sesenta con el patrocinio de Tomeu Buadas y desde el año 2008 cuentan con el mecenazgo de Simón Pedro Barceló, actual propietario del hotel.