Fernando Marías posa junto a su última obra: 'Arde este libro'. / r. c.

Fallece el escritor Fernando Marías

Ganó el Nadal con 'El niño de los coroneles' y logró otros galardones importantes como el Biblioteca Breve

IÑAKI ESTEBAN

Cinéfilo desde la adolescencia, en la época de los grandes cines de Bilbao, Fernando Marías (1958) se marchó a Madrid a estudiar Imagen en la Complutense. Se quedó a vivir en aquella ciudad pero en vez de ser cineasta se dedicó a la literatura, terreno en el que ganó buena parte de los premios más importantes convocados por las editoriales españolas, como el Nadal de Destino por 'El niño de los coroneles' en 2001, el Primavera convocado por Espasa en 2010 con 'Todo el amor y casi toda la muerte' y el Biblioteca Breve de Seix Barral en 2015 con 'La isla del padre', una narración de corte autobiográfico sobre su familia y sobre su hogar en la calle Iturrizar.

Marías murió ayer en Madrid. No podrá ver el estreno de su adaptación de 'Los santos inocentes', la novela de Miguel Delibes, el próximo abril en el Teatro Calderón, con la que estaba muy ilusionado. Debutó en 1990 en la literatura con 'La luz prodigiosa', en la que especulaba con la supervivencia de Federico García Lorca en el ataque contra él por parte de los falangistas granadinos durante la Guerra Civil. Ganó con esta obra el Premio Ciudad de Barbastro, y solía decir que tras varios fracasos en el cine le dio ánimos para seguir por el camino de la escritura. Dos años después publicó la novela policíaca 'Esta noche moriré'.

Con su gran amigo Juan Bas, con el que compartió pasiones cinéfilas y literarias, escribió 'Páginas ocultas de la historia', que se editó en forma de libro y en cuyos textos se basaron los guiones de una serie de 13 capítulos emitidos por Televisión Española. A partir de ese momento comenzó el despegue de Marías como autor literario.

Eficaz con los lectores

Desde entonces su literatura transitó por caminos distintos, siempre con una gran eficacia en la llegada a los lectores. «Lo peligroso es no evolucionar y no darte cuenta de tus imperfecciones. Eso es lo que hay que erradicar, aunque cometas otros fallos», decía a este periódico cuando ganó el Primavera con 'Todo el amor y casi toda la muerte' .

«Debemos enfrentarnos a la verdad de lo que fuimos y de lo que somos. Esta obra surgió de un delirio que me obligó a ir al psicoanalista para poner orden en mi cabeza. Todos tenemos fantasmas. Cuando uno de ellos te dice 'mañana llego', te da un vuelco al corazón. Pero no hay que huir de ellos. No son seres malvados que quieren destruirte. A veces, simplemente, quieren hablar contigo y luego irse a otro sitio», continuaba.

La muerte de Marías -hermano del guionista y cineasta Luis Marías- ha sido inesperada. Estaba enfermo pero esperaba recuperarse. Aún le quedaban muchas historias por contar.