Éxito de público en la vuelta del festival O Marisquiño en Vigo tras la pandemia

ATLAS ESPAÑA

Ni la dignidad del cargo ni los años han conseguido refrenarlo. Porque cuando el ritmo del break dance invade a un alcalde, se convierte en el amo de la pista y de su público. Así le ha ocurrido a Abel Caballero en Vigo. Desde donde ha retado a su homólogo madrileño a un duelo de gallos, convencido de que va a ganar. Con esta presentación ha regresado O Marisquiño, el gran festival de Cultura y arte urbanos de Vigo, tras dos años de restricciones impuestas por la pandemia. Con las gradas a rebosar de público los "riders" vuelven a desafiar la ley de la gravedad sobre dos ruedas. Las piruetas llegan al más difícil todavía en la prueba de dirt jump. Vuelos con giros de vértigo que sólo los mejores son capaces de lograr. El skate tiene este año en la playa de Samil un nuevo escenario, al igual que las competiciones de basket 3x3. Pero O Marisquiño no es sólo deporte, también, grafiti, moda y música para los más de 160.000 visitantes que se dan cita En esta gran fiesta urbana de Vigo.-Redacción-