Marceline Kahn, entre el catalán Josep Ventura, 'Silvestre', y el francés Didier Armbruster, 'Zaza'. / R.C.

Los Excéntricos, payasos surrealistas y poéticos, merecen el Premio Nacional de Circo

Modernizadores de la figura del 'clown', exploran nuevos formatos circenses sin perder de vista la tradición

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCI Madrid

El trío Los Excéntricos, modernizador del la figura del payaso, recibió este miércoles el Premio Nacional de Circo 2020, dotado con 30.000 euros y concedido por el Ministerio de Cultura. Músicos, equilibristas y malabaristas, estos payasos atípicos, poéticos y surrealistas, han renovado la figura del 'clown' mezclado modernidad y clasicismo. Se les premió por ser «maestros y exploradores de nuevos formatos contemporáneos sin perder de vista los aspectos más tradicionales».

«El teatro y toda la cultura atraviesa un momento muy triste», dice la francesa Marceline Kahn, una las fundadoras de la compañía junto al catalán Josep Ventura, 'Silvestre', y el francés Didier Armbruster, 'Zaza'. «Contentísima» por el premio, lamenta «que no haya reactivación en el sector de la cultura y menos en el circo», «Es un momento muy complicado, y para los payasos siempre ha sido el más difícil todavía. Hay que tener paciencia», dice.

El jurado destacó la capacidad de trío «de llevar a cabo un finísimo trabajo técnico y artístico caracterizado por su transversalidad», «su voluntad de no poner límites a la figura del payaso» y «su permanente reivindicación del mundo como única patria del circo».

Creada en 1996, la compañía nació de la unión del dúo 'Marceline i Sylvestre' (Barcelona, 1983) y 'Zaza', miembro fundador del Cirque Bidon (Francia, 1975), entre los que ya existía un vínculo profesional. «Hemos hecho siempre lo que nos gusta, por encima de las convenciones. Llevamos muchos años jugando, no tenemos director artístico, y seguimos buscando algo: jugamos a hacer reír mucho», resume Kahn el espíritu del trío.

Su vocación internacional es patente desde sus orígenes. Con creaciones como 'Miscel·lànies', 'La balsa', 'Rapsodia in Clown', '¡Música Maestro!' y 'Rococó Bananas', han girado por todo el mundo. Formaron parte del espectáculo 'Love Dinner and Chaos', presentado en Seattle y en San Francisco. Aquí han dirigido 'CaVaret', en el Teatro-Circo Price de Madrid, y 'Blues de Circ', en la sala Luz de Gas de Barcelona.

Sus innovadores montajes han recibido otros reconocimientos, como el Premio Nacional de Cultura de la Generalitat de Catalunya en 2011 y el Premio de circo cómico de la revista Zirkolika en 2010 por su producción 'Rococó Bananas'

El Ministerio de Cultura y Deporte concede anualmente este galardón para «reconocer la actividad de entidades y profesionales españoles del circo tanto en España como en el extranjero». Entre los ganadores en la última década están: Familia Pope, en 2009; Hermanos Álvarez, en 2010; la Asociación de Malabaristas de Madrid, en 2011; Feria Circo Trapezi, en 2012; Jaume Mateu Bullich, 'Tortell Poltrona', en 2013; María Mercedes Ochoa, 'Merche Ochoa', en 2014; la Unión de Profesionales y Amigos de las Artes Circenses (UPAAC), en 2015; Miguel Ángel Moreno, 'Bolo', en 2016; Rolabola Circo, en 2017; Consuelo Reyes, en 2018, y Asociación Ateneu Nou Barris en 2019.