Levi Diaz, durante una actuación

España se hunde en 'Eurovisión Junior'

Maléna, la representante de Armenia, se alza con la victoria por delante de Polonia y de la anfitriona, Francia

J. MORENO

Mal sabor de boca para la candidatura española de Eurovisión Junior. El joven Levi Díaz, de 13 años, se alzó con el puesto 15 (77 puntos) en la final del concurso infantil que se celebró este domingo en París. La victoria recayó en la representante de Armenia, la cantante Maléna, mientras que Polonia quedó en la segunda posición y Francia en la tercera.

Ante los 3.000 espectadores que han podido entrar al recinto de la Seine Musicale, Levi hizo cantar 'Reír' a un público eurofan entregado a su canción y llevó su mensaje optimista y alegre al resto de Europa, con una escenografía dirigida por la directora artística austriaca, Marie Sophie Kreissl. El cantante salió al escenario con una puesta de escena ambientada en una cosmopolita y moderna ciudad llena de luces de neón, y elementos físicos, como un colorido tren y cuatro bidones a modo de tambores, que los bailarines tocaron con baquetas fluorescentes.

Con Levi Díaz, RTVE ha reforzado su apuesta por la versión infantil del concurso europeo, que cuenta con un número menor de participantes y también con menos interés entre la audiencia. En los últimos años, la Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha empujado para reflotar un festival que se desdibujó a principios de la década.

De esta manera, España rompe con su buena racha en un festival al que regresó en 2019 con Melani con un buen tercer puesto. El año pasado, la sevillana Soleá Fernández mantuvo la misma posición, aunque el mayor logro de la cadena pública en el 'junior' fue la victoria de María Isabel en 2004 con la canción 'Antes muerta que sencilla'.