El primer viaje de Olga Salanueva

Casi nueve años después, Olga Salanueva ha regresado a Gran Canaria. En esta ocasión lo hace a través de la actriz madrileña Penélope Cruz, que encarna a la esposa de René González, uno de los cinco cubanos de la denominada red avispa en la película Wasp Network, que bajo la dirección del francés Olivier Assayas, se rueda en la isla hasta el próximo 3 de mayo.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

Olga Salanueva, acompañada por Adriana Pérez, esposa de Gerardo Herrero, recaló el 4 de noviembre de 2010 en Gran Canaria, dentro de la gira internacional que ambas protagonizaban para solicitar al gobierno estadounidense que la liberación de los cinco de Cuba.

«Lo que ellos hacían en Miami era infiltrarse en organizaciones que, aparentemente nada tienen que ver con el gobierno, de origen cubano, que salieron de Cuba al triunfo de la revolución. Y de ahí parten las invasiones de todo tipo hacia nuestro país. El objetivo era tomar esa información y trasladarla a Cuba. No tenía nada que ver con el Gobierno de Estados Unidos», apuntaba Olga Salanueva a CANARIAS7, en el hotel Parque de la capital grancanaria, durante aquella visita.

Su marido, René González, fue condenado a 15 años de cárcel por conspiración para cometer delito contra Estados Unidos y por ser un agente extranjero sin previa declaración.

Gerardo Sánchez, por su parte, fue condenado a dos cadenas perpetuas por conspiración para cometer asesinato en primer grado y conspiración para cometer espionaje, además de otros 15 años por conspiración para cometer delito contra EE UU.

A Ramón Labariño le cayó cadena perpetua más 18 años por los cargos de conspiración para cometer delito contra Estados Unidos, documentación falsa y por ser agente extranjero. La nómina de condenados de la red avispa la completaban Fernando González –19 años de cárcel– y Antonio Guerrero –cadena perpetua, más otros diez años por los mismos delitos que sus compañeros–.

«Todos los actos de que se les acusa son de conspiración, porque no se les evidenció ningún delito. Conspiración es una figura jurídica, pero también política, porque se lleva a la persona al tribunal sin tener que probar el cargo, sino simplemente por el hecho de tener la intención de hacer algo», apuntaron en su momento Salanueva y Pérez durante aquella campaña de lucha internacional por sus maridos.

En la capital grancanaria no dudaron en poner en entredicho las irregularidades que, según ellas, marcó el proceso judicial que llevó a la cárcel a los cinco de Cuba. «Han pasado por un proceso legal sumamente extendido y lleno de violaciones, tanto legales como de carácter humano», apuntaban.

Entraron en detalle: «Han tenido periodos muy largos en celdas de aislamiento» y durante los primeros 17 meses estuvieron retenidos, «cuando reglamentariamente solo pueden estar 60 días», denunciaban.

Ese aislamiento, decían, fue un obstáculo importante para su defensa legal, a lo que se sumó que el «80%» del material incautado en sus casas de Miami fuera clasificado como «altamente secreto», aseguraban.

Por cuestiones como las relatadas, las dos esposas de los cinco de Cuba, que fueron encarcelados en 1998, luchaban por todo el mundo para solicitar la puesta en libertad de los mismos. El objetivo de aquella campaña que les llevó hasta Gran Canaria en 2010 era recabar todo tipo de apoyos para convencer a la administración del entonces presidente norteamericano, Barack Obama, de la injusticia que se estaba cometiendo con estos presos.

Las negociaciones fueron complejas y largas, sobre todo con Hillary Clinton, entonces secretaria de Estado. Un año después de la visita a Gran Canaria de estas dos mujeres, fue liberado René González, marido de Olga Salanueva y que en la película que se rueda en Gran Canaria cobra vida en la piel del actor venezolano Edgar Ramírez.

Fernando González fue excarcelado un año después, mientras que los tres restantes miembros de la red avispa regresaron a su país natal el 17 de diciembre de 2014, tras un intercambio con otros presos estadounidenses.

En Cuba, los cinco son considerados héroes nacionales y se reincorporaron a la sociedad con este estatus.

El largometraje que ahora dirige el galo Olivier Assayas cuenta la historia de esta red avispa, con un reparto que se completa con los actores Wagner Moura, Gael García Bernal y Leonardo Sbaraglia.

Para ello, adapta a la gran pantalla el libro The Last Soldiers on the Cold War: The Story of Cuban Five (Los últimos soldados de la Guerra Fría: La historia de los cinco de Cuba), del brasileño Fernando Morais.

Temas

Cine