El Festival de Música, a la caza de financiación

08/02/2018

Isaac Castellano, consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno regional, apuntó que el Festival de Música de Canarias persigue captar financiación privada para mermar los agujeros económicos heredados de la edición precedente y no repetir fallos que lastran su imagen.

Castellano compareció este miércoles en sede parlamentaria para responder al informe de la Audiencia de Cuentas sobre la 33ª edición del Festival de Música de Canarias, todavía coleando cuando su 34ª ya está sonando en los auditorios. El consejero autonómico fue acorralado por la oposición, que todavía pide explicaciones por la polémica gestión anterior que estuvo tutelada por la exconsejera María Teresa Lorenzo.

El dirigente nacionalista señaló que entre las medidas para hacer más eficiente el evento se trabaja en la captación de financiación privada, aunque quiso recalcar que los principales festivales del mundo cuentan todos con una importante dotación de dinero de las instituciones. «Ya hay interés de muchas empresas por participar. Y se trata de conseguirla para obtener un equilibrio presupuestario que nos permita no bajar la calidad de los artistas», subrayó.

Castellano indicó que los factores correctores que se han aplicado al Festival, ahora dirigido por Jorge Perdigón, «están dejando unos datos muy buenos».

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes cree que el informe de la Audiencia no ha sido especialmente duro con el balance del Festival, e indicó que está haciendo caso a las recomendaciones que hace para mejorar su balance económico. «Estamos haciendo un importante esfuerzo por conseguir aprobar su presupuesto con suficiente antelación. De hecho, su director ya está trabajando en las programaciones de los años 2019 y 2020», indicó.

Castellano subrayó que para no volver a alcanzar un déficit de 418.000 euros, como sucedió en la anterior edición, se están teniendo en cuenta factores de prevención. «Lo correcto es realizar unas previsiones para no desestabilizar la balanza entre ingresos y gastos, no marcándonos unas expectativas tan altas en la previsión de los espectadores que acuden a los conciertos y el caché de los artistas. Y, por supuesto, dotarlo de una mejor seguridad jurídica», expuso.

Una de las críticas que más remarcó la oposición durante la comparecencia del consejero, especialmente duras en las figuras de la popular Josefa Luzardo y el socialista Gabriel Corujo, es en la necesidad de aprobar una Ley de Mecenazgo que haga las veces de captador de inversión privada para cultura, algo en lo que también puso el acento Luis Campos, escaño de Nueva Canarias, que indicó que a su juicio el Festival había sido «víctima de un linchamiento público y no quiere volver a hablar sobre él». Luzardo remarcó que duda mucho que «esta Ley de mecenazgo llegue antes de que concluya la presente legislatura».