Karel Mark Chichon, el pasado jueves, al frente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. / COBER

Ciudadanos pide «el cese inmediato de Chichon» porque su contralo es «nulo de derecho»

Ruymán Santana dice que un informe jurídico del Cabildo también considera irregular el contrato de Rafael Sánchez Araña

CANARIAS7 Las palmas de Gran Canaria

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Cabildo de Gran Canaria, Ruymán Santana, ha denunciado en un comunicado de prensa que la contratación del director Artístico y Titular de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), Karel Mark Chichon, es «nula de pleno derecho», tal y como recoge un informe de los servicios jurídicos del Cabildo de Gran Canaria, patrono de la formación musical, por lo que exige su «cese inmediato».

Tanto el contrato adjudicado al director inglés como a Rafael Sánchez Araña, director asistente y de la Joven de Orquesta Gran Canaria (JOGC), contravienen el procedimiento legalmente previsto, algo que los responsables del área de Cultura y de Hacienda y Presidencia de la corporación insular conocen desde el 27 de julio de 2020.

Según el informe al que ha tenido acceso el grupo de Cs, «Chichon realiza gestiones que no figuran en su contrato de prestación de servicios, como tomar decisiones ejecutivas en la OFGC, disponer de despacho propio o de secretaria particular», atribuciones que solo podría ejercer «con un contrato especial de alta dirección», para lo cual debió realizarse un concurso bajo los principios de «igualdad, mérito, capacidad y publicidad», al ser la contratante una fundación pública.

Cs apunta que el británico realiza funciones que requieren de «un contrato especial de alta dirección»

Para Ruymán Santana, «el gobierno de Antonio Morales debe tomar decisiones ya», y dirige su petición de cese «a la Comisión Ejecutiva», que preside la consejera socialista Guacimara Medina y de la que forman parte también Miguel Ángel Pérez del Pino (vicepresidente, PSOE) y Sara Ramírez (Unidas Podemos), «y si no pueden cesarle, que se hagan a un lado, así podremos comprobar quien consiente que Chichon y Araña tengan atribuciones que no figuran en sus contratos».

Ruymán Santana ha manifestado en el mismo comunicado también su malestar «por la ligereza con la que algunos gestionan el dinero público», a su entender «las cuestiones personales, las disputas internas que parecen existir en el seno de la OFGC no deberían interferir en la buena gestión de los casi 8 millones de euros de todos los grancanarios» que figuran en el presupuesto de la orquesta en este 2020. Además, ha recordado que «no es la primera vez que vemos irregularidades en la contratación de personal adscrito al área de Cultura», en referencia a la sentencia que anuló recientemente el concurso de director general de la Fundación Auditorio Teatro, adjudicado a Tilman Kuttenkeuler.

Más investigaciones.

El portavoz naranja ha añadido que «seguiremos investigando que tipo de decisiones se han tomado durante este tiempo en el que Karel Mark Chichon ha ocupado la dirección artística de la OFGC», sobre todo aquellas que hayan podido suponer «un gasto que no le permite su contrato» y entre las que ya avanza «que se encuentran decisiones como la de reformar un despacho al que no tenía derecho» y que además eran «posiblemente innecesarias por el coste en estos tiempos de crisis que padece buena parte de la población grancanaria».

Por último, Santana ha señalado que no se entiende que además, esta misma semana «hayamos tenido que vivir la denuncia» de una artista internacional a través de un medio de comunicación «en el que denunciaba que a dos días de su actuación con la OFGC aún no había firmado su contrato, y lo hacía usando las dependencias de la propia orquesta», en referencia a la mezzosoprano letona Elina Garanca, «para más inri, pareja del señor Chichon».