‘The Witcher’ visita Cuevas Blancas

    Cargando reproductor ...
07/03/2019

No tiene agua, pero sí el glamur que le otorgan los pinos y la naturaleza propia de la cumbre. Por eso, la presa de Cuevas Blancas, en la cumbre del municipio Valsequillo, se convirtió en la mañana de ayer en un plató para el rodaje de The Witcher, nueva serie de la plataforma Netflix que desde el lunes se ha instalado en Gran Canaria.

ETIQUETAS:

Rodeados de pinos y del verde que siempre regala la tarosada ante la ausencia de las lluvias otoñales e invernales, se desarrolló el rodaje de varias escenas de la adaptación audiovisual de la saga fantástica escrita por el polaco Andrzej Sapkowski.

Dos actores adultos con aspecto aristocrático, ella sosteniendo un bebé, y un grupo de niños protagonizaron el soleado rodaje mañanero de este miércoles, en plena cumbre.

Más puntos altos y naturales de la isla acogerán en las próximas jornadas el rodaje de nuevas secuencias de esta producción, protagonizada por el británico Henry Cavill, al que no se le vio por Valsequillo durante la jornada del miércoles.

Este intérprete, se hizo famoso por su participación en la serie Los Tudor y, sobre todo, por dar vida a Superman en El hombre de acero (2013), de Zack Snyder.

Las primeras jornadas de trabajo de The Witcher en la isla se desarrollaron en el Redondo de Guayedra y en sus inmediaciones, en el municipio de Agaete, según informan las fuentes cercanas al rodaje.

‘The Witcher’ visita Cuevas Blancas

Hay que recordar que el rodaje de esta serie está marcado por un gran secretismo, hasta tal punto que las empresas locales participantes y los municipios que acogen el rodaje han tenido que firmar cláusulas de confidencialidad.

Tal y como adelantó este periódico el pasado 7 de febrero en su edición impresa, esta producción norteamericana es una adaptación de la historia desarrollada por el novelista polaco Andrzej Sapkowski durante ocho volúmenes.

Cuenta la historia del hechicero Geralt de Rivia, en un lugar no identificado que anteriormente estuvo poblado por elfos.

Se trata del hijo de un guerrero, Kodin, y de una hechicera, Visenna, que lo abandonan en la Escuela del Lobo, lugar conocido como la Orden del lobo, donde Geralt aprende su oficio.

Esta historia tiene también su versión en videojuegos. Cuenta con tres exitosas entregas, una vez que esta industria le abrió sus puertas en 2007.