FIC Gáldar

Tejero: «Prefiero estar encasillado en la comedia que en el paro»

20/10/2019

«Estoy muy contento y emocionado», decía ayer el actor Fernando Tejero, cuya trayectoria fue reconocida con la Guayarmina de Honor del séptimo Festival Internacional de Cine de Gáldar. «Los premios no importan, hasta que te los dan. Que te den un premio significa que hay alguien que quiere reconocer y agradecer el trabajo que estás haciendo y este premio me llega en un momento en el que me empiezo a preguntar por qué y para qué», comenta el popular intérprete que dice estar atravesando un buen momento personal y profesional.

«Esto me anima a seguir adelante. Reconocimientos me han dado muchos a lo largo de mi carrera por trabajos puntuales, pero este es especial porque reconoce lo que he hecho desde que empecé hasta hoy y, sin pretenderlo, me ha hecho volver a recordar mis principios y emocionarme mucho», abunda Tejero que recuerda cómo, a los 28 años, decidió dejar de trabajar en la pescadería de su familia para estudiar arte dramático en Madrid y lanzarse a una vida llena de incertidumbre.

Además, aplaudió el coraje de los responsables del FICGáldar por sacar adelante este proyecto a pesar de las dificultades. «Me parece cojonudo que se luche por un festival en una localidad de una isla, con todas las barreras que supone la insularidad, y sin las ayudas y subvenciones que debiera», aseguró el artista, contento también por la oportunidad de volver a pisar Gran Canaria.

Tejero lamenta no haber trabajado apenas en Canarias, donde solo rodó algunos capítulos de La que se avecina. «Es un sitio especial. Curiosamente soy de interior, de Córdoba, pero no sé por qué me encanta el mar. Firmaría por tener en Madrid la temperatura que hace aquí y un trozo de mar».

Considera que haber trabajado durante tantos años en las populares series de televisión Aquí no hay quién viva y La que se avecina ha condicionado su carrera que, sobre todo, ha transitado por la comedia. «He hecho 20 y pico películas, pero es cierto que casi el 90% ha sido comedia. Creo que me queda mucho camino por andar y es en el teatro donde puedo hacer lo que quiero».

No obstante, reconoce estar en deuda con la televisión. «No me preocupa estar encasillado en la comedia. Me preocuparía estar encasillado en el paro. Además, la comedia es tan difícil como el drama, que también lo he hecho y quiero seguir haciendo», comenta el actor que combina su trabajo en televisión con la producción de sus propias obras teatrales. «La serie me permite trabajar de continuo y producir teatro. He sacado adelante cinco obras de teatro, porque, en realidad, yo quería ser actor de teatro. Evidentemente no puedo invertir dinero en cine, pero produciré teatro hasta que pueda y hasta que me muera. Lucharé por él porque es lo que más me gusta en el mundo», asegura satisfecho por acercar al público televisivo a los escenarios.

«Gracias a mi trabajo en televisión muchísima gente joven ha ido al teatro por primera vez en su vida sin saber qué autor se estaban comiendo y, de repente, descubren a Ionesco o a Chéjov», explica Tejero que rechaza los proyectos cinematográficos con papeles similares a los ya realizados. «Esto es una carrera de fondo y quiero sorprenderme a mí mismo haciendo cosas que no haya hecho antes», apostilla el actor que tiene varios proyectos en ciernes, incluida una película musical producida por Tornasol.