‘La sala’, donde nada es lo que parece

01/02/2019

La serie rodada íntegramente en Gran Canaria con participación de la productora de CANARIAS7 es la nueva gran apuesta de HBO: un ‘thriller’ policiaco con estructura de puzle en el que todas las piezas van encajando en los ocho capítulos.

Cuando la actriz canaria Goya Toledo terminó de leer el guion de La sala, en el avión que la llevaba a Lanzarote para pasar unos días con su familia, lo tuvo claro: quería hacer el papel de la poderosa jueza Lola Solozábal, uno de los personajes principales de la serie policiaca rodada en Gran Canaria, ya disponible en la plataforma HBO y que a partir de junio podrá verse en abierto en las televisiones de Forta, incluida Radio Televisión Canaria.

Continuos saltos en el tiempo, giros inesperados de guion y una trama trepidante son los ingredientes de esta nueva propuesta

«No lo dudé ni un segundo, desde que aterricé llamé a mi agente para decirle que sí, que quería hacerlo», contó ayer tras la presentación del capítulo piloto, «porque es una serie intensa de personajes muy potentes, con mucho contenido, llena de intriga, tensión y misterio, que va dejando muchas preguntas abiertas y en la que nada es lo que parece. Hay que verla hasta el final para que todo se aclare», añadió la intérprete conejera.

Para Goya Toledo haber rodado en Canarias con una productora canaria –la serie está coproducida por Gestión Audiovisual de Canarias (Can Can), empresa participada por la editora de CANARIAS7, junto a Isla Audiovisual y Funwood Media– supuso un aliciente añadido.

«Viví mucho tiempo en Las Palmas de Gran Canaria, pero hacía años que no volvía para pasar tres meses», señaló, «y volver ha sido una experiencia vital increíble, llena de momentos emocionantes, con la gente, con los lugares. Ha sido muy importante para mí», añadió.

Para Sofía Marrero, otra actriz canaria que participa en La sala, en el papel de Ivanka, una víctima de la trata de blancas perseguida por la mafia, el rodaje le pilló «al lado de casa».

«Yo vivo en Gran Canaria, así que para mí fue lo más cómodo del mundo, además de un lujo trabajar en mi tierra con estos grandes actores como compañeros», expuso en el estreno para la prensa, «que me han acogido como una hija, me han ayudado a quitar los miedos y de los que he aprendido muchísimo», añadió.

Las dos intérpretes isleñas comparten pantalla con Francesc Garrido, Natalia Rodríguez y Raúl Prieto, que dan vida a los demás personajes protagonistas.

En los distintos capítulos participaron un gran número de intérpretes canarios, como fueron Mari Carmen Sánchez, Romina R. Medina y Mingo Ruano, entre otros.

La directora de producción ha destacado la importancia de rodar íntegramente y por primera vez una serie en Gran Canaria

Pero la sala que da nombre a la serie y en la que transcurre buena parte de historia se convierte en un personaje más con entidad propia. En realidad son dos: la sala de interrogatorios, en la comisaría donde la pareja de policías obtienen con pericia las declaraciones que les permiten resolver los casos, y la sala de vis a vis de la cárcel donde una vez a la semana una joven periodista trata de desentrañar los motivos que llevaron a uno de los agentes a hacer lo que hizo.

Continuos saltos en el tiempo, giros inesperados de guion y una trama trepidante en la que hay corrupción, prostitución, malos quizá no tan malos, buenos menos buenos y muchas incógnitas sin resolver, componen un puzle de muchas piezas que solo se ensambla al final, a modo de un endiablado cubo de rubik que gira en cada uno de los ocho capítulos hasta terminar de ajustar la historia.

El equipo responsable de La sala destaca que se trata de una serie «artesanal, hecha con mimo y oficio», un proyecto «humilde», pero que gracias a su potente guion con «historias de las buenas enraizadas en personajes» logró atraer a un nutrido elenco de buenos actores que, bajo la dirección de Manuel Sanabria y César Arriero, han dado «lo mejor de sí mismos para que el resultado sea el que es».

La directora de producción Lydia Palencia destacó durante la presentación la importancia de que por primera vez una serie de televisión completa se haya rodado íntegramente en Gran Canaria. «Estamos muy orgullosos», expuso, «además es también nuestra primera incursión como productora en el terreno de la ficción y ha ido muy bien. Hemos cogido carrerilla y vamos a seguir por ese camino», añadió en Madrid.