‘La ciudad oculta’ gana Canarias Cinema

26/03/2019

Aterrizó La ciudad oculta, del tinerfeño Víctor Moreno, en la sección Canarias Cinema con el premio a la mejor fotografía del festival de Sevilla y en plena gira con mucho éxito de público y crítica en festivales y salas de cine puntuales por medio mundo. Este largometraje, que se desarrolla en el subsuelo de Madrid, se marcha del 19º festival de la capital grancanaria con el premio Richard Leacock, máximo galardón de esta categoría, que está dotado con 3.000 euros.

El jurado cayó fascinado porque el director tinerfeño «nos sumerge en un viaje a las entrañas de la civilización, a través de una propuesta estética impecable, de un cuidado y pulcritud sobresalientes, donde destaca un potente tratamiento sonoro».

Añade que esta película «ha logrado transmitirnos una atmósfera inquietante y fascinante, donde se mezclan la realidad y la ciencia ficción, y por mostrarnos la belleza que se oculta bajo nuestros pies. Nos ha hecho vivir una experiencia absolutamente visceral, sensorial y envolvente».

El jurado estuvo compuesto por Andrea Guzmán Urzúa, gestora cultura y cineasta; Annamaria Scaramella, productora ejecutiva y coordinadora de programación del Festival Márgenes; y el crítico de cine Manuel Zapata.

Tampoco se va de vacío En busca del Óscar, el último trabajo del grancanario Octavio Guerra, que desembarcó en Canarias Cinema tras su puesta de largo internacional en la Semana de la Crítica de la Berlinale, en 2018.

El jurado le ha otorgado una Mención Especial. Destacan que no se trata solo de una «propuesta irónica y autoparódica», sino que el espectador se topa con «un largometraje que satiriza acerca del papel de quienes nos dedicamos a juzgar el trabajo de los demás y que celebra una visión desprejuiciada de éste, nuestro mundillo, sin dejar de lado un poso de profundidad y trascendencia».

Esta película, que mezcla realidad y ficción, se desarrolla en torno a Óscar Peyrou, un crítico de cine argentino que analiza y escribe sobre las películas sin verlas. Se limita a ver sus carteles.

Los otros dos largometrajes que también competían este año en Canarias Cinema han sido la ficción Platón, de Iván López; y el documental Milagros, de David Baute.

El cortometraje Mi profesora de salsa, del veterano Rafael Navarro Miñón, de once minutos de duración, se hizo con el Premio de Distribución Digital 104, que otorgó el jurado compuesto por Jonay García, Domingo J. González y Jairo López. Reconocen su capacidad de «contar una historia fresca, llena de ritmo y atractivo visual».

El jurado de Canarias Cinema, dentro de esta 19ª edición del festival de cine de la capital grancanaria, destacó «el uso inteligente de los recursos de una narrativa fílmica» que ha empleado en su cortometraje 300 Todo incluido el cineasta Pablo Fajardo, al que le han otorgado el premio en esta categoría.

Añadieron los responsables de confeccionar el palmarés que esta pieza, de 14 minutos y que protagonizan Mari Carmen Sánchez, Jonathan Tapia, Verónica Núñez Herrera, Khaled Kouda, Marta Viota y Daniel Sanginés, tiene la habilidad de «jugar con el ritmo, la elipsis y el montaje para contar una historia marcada por la ausencia, que provoca la necesidad del contacto humano, logrando una obra redonda».

El crítico de cine Manuel Zapata afirmó ayer, tras la lectura del palmarés, que, dentro de lo posible, intentó asumir su labor como jurado con una mirada «virgen», por lo que llegó a la isla sin tener apenas nociones sobre los largometrajes y cortometrajes que tenía que evaluar.

Sus compañeras como jurado, Andrea Guzmán Urzúa y Annamaria Scaramella reconocieron que les ha sorprendido la calidad y variedad de historias y género de las distintas piezas a concurso.