George Clooney, en La Palma para un rodaje de ciencia ficción

17/02/2020

El actor George Clooney llegó este domingo al Aeropuerto de La Palma en un vuelo privado procedente de Londres para rodar en la Isla una película de ciencia ficción basada en la novela Good morning, midnight, de Lily Brooks-Dalton, que dirigirá y protagonizará para Netflix. El actor salió por una puerta de seguridad en un mercedes, mientras en otro vuelo llegaba el resto del equipo del rodaje, según avanzó este domingo el diario digital canariasahora.es en su edición de La Palma.

El actor y director de cine George Clooney se encuentra en la isla canaria de La Palma para grabar la nueva producción cinematográfica de Netflix Good Morning, Midnight, el best seller de ciencia ficción de la escritora Lily Brooks-Dalton.

El jet privado de Clooney aterrizó en la tarde de este domingo en el aeropuerto de La Palma y el actor se trasladó entre fuertes medidas de seguridad a su residencia durante los días del rodaje en la isla, el Hotel Hacienda de Abajo, en Tazacorte.

La adaptación al cine de la novela Good Morning, Midnight se engloba dentro del genero de la ciencia ficción postapocalíptica.

Narra la historia de un científico que se encuentra en el Ártico, quien trata de contactar con la tripulación de una nave que intenta regresar a la Tierra.

Clooney hará el papel de Augustine, un brillante astrónomo. Por eso se ha elegido a La Palma para el rodaje, y más concretamente el observatorio astrofísico del Roque de Los Muchachos, que alberga parte de los telescopios más importantes del mundo, según relata la agencia Efe.

Anque no se ha hecho oficial debido al secretismo con el que actúa la productora, también se rodarán escenas en otros parajes naturales de la isla.

Desde hace varios días, el Hotel Hacienda Abajo en Tazacorte está vigilado por efectivos de seguridad, tanto privada como por agentes de policía, para salvaguardar la intimidad del actor y de su equipo cinematográfico.

Se prevé que el rodaje en La Palma dure algo más de una semana.

Esta es la segunda gran producción de Netflix que llega a La Palma en poco más de un año, después que lo hiciera otra serie de éxito The Witcher.