Especialista de acción con ganas de película

02/01/2018

Dani Medina llegó a comienzos de mes a Gran Canaria tras 50 días de rodaje intenso en la capital de Nepal. El especialista de cine regresa feliz tras la que ha sido la mejor experiencia de su vida. Y todo, aunque parezca una locura, lo debe a una amistad forjada a través de la plataforma Youtube hace ya diez años.

Las Palmas de Gran Canaria.
ETIQUETAS:

«Cuando empecé a subir vídeos de artes marciales y acción a Youtube, él también empezaba y nos conocimos por ahí. Siempre hemos estado apoyando el trabajo, el uno al otro», comienza a explicar sobre su amigo José A. Manuel, puertorriqueño protagonista del filme. Precisamente fue Manuel quien le llamó sin dudarlo para trabajar en el proyecto The man from Kathmandu (El hombre de Katmandú), una película del director asiático Pema Dhondup. Los amigos virtuales, fanáticos de Jackie Chan, se conocieron en Nepal después de 10 años compartiendo inquietudes y con la ilusión de trabajar alguna vez juntos. Y repetirán, porque la intención es que haya una segunda parte. «Al tener una mentalidad tan parecida, a la hora de crear acción fue súper fácil. De hecho, era como si en realidad no nos conociéramos por primera vez», se extraña Medina.

«Lo mejor fue que tuvimos libertad creativa para diseñar acción y que no solo trabajé como especialista sino también como director de acción, operador de cámara, coreógrafo, entrenador de actores...», describe Medina, que, lejos de sentirse agotado por la carga, lo explicaba entusiasmado por la «oportunidad de mostrar» su estilo. «Hice distintas labores fuera de mis competencias pero a las que yo aspiro. Fue lo mejor poder demostrar todo lo que yo sé en un rodaje», cuenta el especialista, que se convertía en jefe de acción siempre que su compañero estaba en el set o descansando. También probó como actor y el propio director le felicitó.

Medina ha aprendido a utilizar la cámara con soltura y saber «que este tiro es aquí, y el otro allí», interpreta divertido. El joven treintañero se siente orgulloso de haber terminado con celeridad: «De hecho, terminamos tres días antes. Fuimos más rápidos que grabando drama y normalmente es al revés».

Y quizá lo mejor de este rodaje no tiene origen asiático, que también, sino que le espera aquí, en Canarias. «Hay tentativas de trabajar con Bollywood porque allí me reuní con una actriz famosa que quiere contar con nosotros para marzo. Pero le dije que no sabía porque tengo otro proyecto secreto en las islas», comenta con misterio. «No es seguro, por eso no quiero decir nada hasta que no me digan que seré yo... Pero posiblemente protagonice el piloto de una serie para un canal famoso», adelanta sin más desvelos que sus cejas enarcadas. El grancanario ha regresado con la mentalidad cambiada y apetito de cine. «Tengo un montón de ganas de trabajar, de buscar proyectos. Quiero hacer películas», insiste. «Han sido muchos años sufriendo pero después de esta experiencia me doy cuenta de que no puedes hacer las cosas a medias. Si quieres luchar por un sueño o lo haces al 100% o no lo hagas», zanja feliz. Le augura un 2018 cargadito de proyectos.