El teatro del horror, el fantástico y el humor

29/03/2019

Llega el turno del tradicional maratón de cine fantástico y de terror del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, La noche más freak. En 19ª edición del certamen, el teatro Pérez Galdós acoge, a partir de las 23.00 horas, esta larga e intensa velada de cine, coordinada por el escritor y crítico Jesús Palacios.

La propuesta de este año es «internacional e intergaláctica, onanista e intersexual, metafílmica y nostálgica a la par que hipermoderna y neurálgica». El programa, de seis horas, incluye tres largometrajes de Estados Unidos y Brasil, respectivamente, y tres cortometrajes de Reino Unido, Francia y Canadá.

Ofrece al público romper «un poco o mucho las fronteras e incluso las barreras que muchas veces artificialmente se establecen entre el cine mainstream, generalista, de autor, experimental, independiente o atrevido y el cine de géneros populares como son el terror, la ciencia ficción, y la fantasía».

«Siempre he intentado mantener que La noche más freak mantenga esa posición de puente», recalcó.

La internacional propuesta de La noche más freak de este año, expuso, «demuestra que el buen cine fantástico está por encima de las diferencias de lenguaje, de idioma y por encima, evidentemente, de las diferencias nacionales».

En esa línea, dijo, «somos todos miembros de una especie de país de nunca jamás freak donde realmente a los que nos gusta tanto el cine extremo, lo surrealista, el terror... el apostar por las estticas más salvajes y arriesgadas», es decir, «por ese cine que muestra el lado oscuro del ser humano para iluminarnos mejor».

Sobre el largometraje Lords of chaos (112 minutos), Jesús Palacios avanzó que está «dirigido con pasión y energía, como cualquier película de género fantástico», a lo que añadió que es una historia apasionante, basada en hechos reales y enfocada «con humor, con gore, con salvajismo pero no exenta de esa visión cruel y perpleja de lo que está contando». La protagoniza Euronymous, un adolescente de 17 años que se siente muy lejano a su entorno conservador y que para dar escape a esta frustración vital, se centra en crear «verdadero black metal noruego» con su banda Mayhem.

Sobre Morto nao fala (110 minutos), de Dennison Ramalho, dijo que ha cosechado numerosos premios en varios festivales de cine fantástico. Cuenta cómo Stênio trabaja solo en el turno de noche en la morgue de una violenta ciudad, pero siempre está acompañado porque posee el don de hablar con los muertos. Cuando las confidencias que escucha desde el más allá revelan algunos secretos de su propia vida.

Piercing (81 min.), de Nicolas Pesce, sorprende con un cambio de registro, «pasando del blanco y negro agobiante y melancólico a un color absolutamente pop que desarrolla una historia de comedia con humor negro, absolutamente brillante y colorista, que utiliza musicalmente las bandas sonoras de películas italianas de crimen y misterio de los años 60 y 70 de cintas».

En Piercing, Reed se despide de su mujer y de su bebé, en apariencia para iniciar un viaje de negocios. Su plan del día pasa por alojarse en un hotel, llamar a un servicio de escorts y matar a una prostituta desprevenida con el fin de liberar sus impulsos asesinos. Según la noche avanza, empieza a perder el control de sus actos.

Sobre los cortos, Jesús Palacios explicó que Baghead, de Alberto Corredor (Reino Unido, 2017, 15 min), «combina el horror con el humor». Kevin está atormentado por el dolor y tiene preguntas que sólo los recién fallecidos pueden responder.

Ultra Pulpe, de Bertrand Mandico (Francia, 2018, 37 min.), es un «brillante» cortometraje supera las barreras de los minutos de duración de un videoclip «para llevarnos al universo de la cultura pop de los años 60, del erotismo y de la ambigüedad sexual», dijo Palacios.

Wunderkammer, de Jennifer Linton (Canadá, 2018, 5 min.), se estrena aquí en España y presenta un escaso metraje de «absoluta animación grotesca, erótica y con una estética modernista».