Desde El Confital hasta Sundance

El enclave natural y salvaje de la playa de El Confital de la capital grancanaria cobrará vida a comienzos de año proyectado en una de las pantallas de la gélida localidad de Salt Lake City. El culpable es el largometraje Paradise Hills, dirigido por la bilbaína Alice Waddington y cuyo rodaje se desarrolló en parte, durante dos semanas, en distintas localizaciones de Gran Canaria, incluido este paraje isletero.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

Esta producción de Nostromo Pictures, encabezada por el grancanario Adrián Guerra y Núria Valls, se estrenará en la próxima edición del Festival de cine de Sundance, que arranca el próximo 24 de enero en el Park City de esta localidad de la capital del estado de Utah.

Los profesionales y los espectadores de este festival, nacido por iniciativa de Robert Redford para promocionar el cine independiente frente a los grandes estudios hollywoodienses, podrán ver Paradise Hills dentro de la sección denominada Next, que incluye las películas más vanguardistas e innovadoras, según los programadores de Sundance.

El rodaje de esta producción de Nostromo Pictures y Colina Paraíso AIE, que cuenta con la participación de RTVE y el apoyo del ICAA, ICEC y creaSGR y la intervención de empresas canarias como Macaronesia Films, recaló durante dos semanas, a comienzos de mayo de este año en Gran Canaria, para completar lo filmado previamente en Barcelona.

Además de en El Confital, también se rodaron escenas en una cueva de Piso Firme, en Gáldar, en el interior del extinto San Martín Centro de Cultura Contemporánea, en el Gran Canaria Arena y en los jardines de la Marquesa, en Arucas, entre otros enclaves de la isla.

Paradise Hills cuenta una distopía, que se desarrolla en una residencia residencia de lujo ubicada en una isla en medio del océano. En este misteriosa institución, las familias pudientes internan a sus hijas con el objetivo de que sean educadas y se conviertan en unas mujeres adultas ideales. Allí llega como interna Uma, una joven que pronto descubrirá que en este lugar ocurren cosas extrañas.

Este personaje central de Paradise Hills lo encarna la cantante y actriz norteamericana Emma Roberts, todo un icono de adolescentes y jóvenes de medio mundo y que se desplazó hasta Gran Canaria durante el rodaje.

También participaron en las escenas filmadas en la isla Danielle Macdonald, Eiza González, Jeremy Irvine, Arnaud Valois y Awkwafina. Quien no se desplazó hasta el archipiélago, tal y como explicó en su momento este periódico, fue Milla Jovovich, protagonista de la conocida saga cinematográfica Resident Evil, que sí rodó en Barcelona.