La actriz canaria Carol Cabrera, en la jaula, preparando su personaje de la simio Chita la Roja, para 'Informe para una Academia', de Kafka. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

Chita la Roja presenta su informe al público

Carol Cabrera protagoniza 'Informe para una Academia', apuesta de Profetas de Mueble Bar para su teatro de temporada en el Auditorio

VICTORIANO S. ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La libertad, cómo se entiende y se plasma es una realidad que supera el paso del tiempo. Ahora, en plena pandemia de la covid 19 se ha convertido en un tema de debate capital, sobre todo por las reticencias de los negacionistas a vacunarse y por las restricciones que se han impuesto, en todos los órdenes de la vida, para combatir esta crisis sanitaria. En 1917, con su 'Informe para la Academia', el escritor checo Franz Kafka ahondaba en esta cuestión y ahora, gracias al montaje promovido y dirigido por la compañía grancanaria Profetas de Mueble Bar, se enfrentará a la opinión del público isleño del siglo XXI.

La actriz Carol Cabrera protagoniza en solitario esta apuesta escénica que se convierte en la segunda iniciativa de esta compañía para poner en marcha un teatro de temporada en la capital grancanaria. La Sala de Cámara del Auditorio Alfredo Kraus acoge el próximo miércoles, día 15, a partir de las 19.00 horas, el estreno de 'Informe de la Academia'. La función se repetirá un miércoles de cada mes.

El montaje, apunta su protagonista, es fiel al original, salvo por un cambio significativo que no altera su esencia. «En la obra de Kafka, el protagonista era un simio, Pedro el Rojo. Aquí es una simia, Chita la Roja. Pocas mujeres han hecho esta obra. Me ha tocado porque se le ha cambiado el género. Si lo hacen mujeres, hasta ahora han dado vida a simios masculinos, pero yo, por decisión de los Profetas, hago de simia. El conflicto, las dudas y los planteamientos son los mismos, sea un simio o un humano masculino o femenino», avanza la intérprete isleña.

Desde su punto de vista, se trata de «un enorme texto sobre la libertad y el concepto que tenemos los humanos de la misma. Para la simia es un concepto equivocado. En la obra no se aborda desde perspectiva humorística, pero sí que se le quita cierta parte dramática al texto y se cuenta con una gran naturalidad. Se trata de una simia que es capturada y para vivir en libertad busca en el Music Hall una salida, imitando a los humanos», avanza la actriz.

En esta ficción kafkiana, esta simio parlante es convocada para presentar un informe ante una academia que quiere que explique su anterior vida sin una de las cualidades esenciales de los humanos, como es la palabra.

«Lo lees ahora y parece que seguimos en 1917, por los planteamientos que hace en torno a la libertad. Seguimos pensando que por tener cada vez más cosas materiales somos más libres, pero lo que hacemos es esclavizarnos aún más. Continuamos buscando salidas para ser libres. Todo eso está en este soliloquio. El personaje hace ver que la simiedad no está tan alejada de los humanos», subraya.

No caricaturizar

Carol Cabrera, que reconoce estar «entusiasmada» con el proyecto, apunta que dar vida sobre el escenario a la simio Chita la Roja implica «tener un buen fondo» de condición física. «Estoy todo el rato en movimiento. Desde un principio hablamos de no hacer una caricatura de una simio, sino de hacer un personaje que está a medio camino entre un simio y un humano», añade.

Considera un paso adelante para la profesión y para el público que esta obra se pueda ver durante una temporada en un mismo recinto. «Habitualmente, nos damos la pechada para estrenar y tener solo dos o tres funciones. Y algún bolo de vez en cuando después. Para el público también es bueno, porque habitualmente, si no podías ir el fin de semana del estreno, ya te perdías la obra para siempre», explica.

Carol Cabrera con parte del equipo de este montaje. / cober

«De los Profetas destaco su amor y respeto a los actores»

Carol Cabrera ya ha trabajado con los Profetas de Mueble Bar - Juan Ramón Pérez, Fernando Navas y Carmelo Alcántara-, por lo que cuenta con una amplia perspectiva para describir cómo trabaja esta veterana compañía grancanaria. «Una de las cosas maravillosa de los Profetas es su amor a los actores, la libertad que les otorgan, ya que lo tienen todo muy claro, pero están abiertos a las sugerencias. Respetan mucho, entre otras cosas porque se lo saben todo y vienen de vuelta, después de tantos años. En este montaje, son Juan Ramón y Fernando los que dirigen. Te adaptas fácil a su sistema de trabajo. No hacen nada por capricho y vamos construyendo constantemente el personaje. El proceso creativo con ellos es muy enriquecedor», explica.

La actriz compaginará este montaje con próximas funciones de 'Nela', un texto de Miguel Ángel Martínez, y con el estreno, en noviembre, de la comedia 'Altibajas', de Mónica Lleó, junto a Mónica Sánchez.