Carlos Battaglini posa con un ejemplar de 'Otras hogueras'. / C7

Carlos Battaglini propone un «viaje poético a contracorriente» con 'Otras hogueras'

El escritor lanzaroteño cambia de género tras los relatos de 'Me voy de aquí' con las 22 piezas que integran su primer poemario publicado

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La poesía es belleza, por lo que el dolor y los aspectos negativos de la existencia suelen disponer de poco espacio en este género, al margen del despecho, los amores rotos y la pérdida de seres queridos o personas admiradas. El lanzaroteño Carlos Battaglini se estrena en el terreno poético con 'Otras hogueras. Versos de queroseno y cristal' (Editorial Nazarí), donde lugares tan extremos y en apariencia antipoéticos como Corea del Norte o Kosovo , entre otros, cobran un nuevo y personal vuelo literario.

«Todavía el poemario está madurando, hasta que acabe adquiriendo su esencia y personalidad. Partí de un total de 40 poemas hasta los 22 que finalmente elegí para el libro. Con el tiempo irá tomando una nueva forma, pero a día de hoy creo que es un viaje a contracorriente, en unas ocasiones extremo y en otras interno, instrospectivo, que trata de ir hasta las entrañas del ser humano», confiesa el escritor, que aparcó su carrera diplomática en 2017 para focalizarse en la escritura.

El libro, asegura, también se ha convertido en un vehículo propicio para potenciar su propia faceta autoral. «Este poemario me ha dado pie a entrar en mi propio mundo con una mayor libertad que en mi primer libro. Creo que queda más claro mi toque personal que en el otro. Entiendo que 'Otras hogueras' refleja mejor los primeros cimientos de mi propia atmósfera creativa y narrativa. Tiene un estilo mucho más identificable que el primer libro», apunta en relación al libro de relatos titulado 'Me voy de aquí'.

Su aterrizaje en la poesía no es fruto de un salto temerario sin red. Considera que es un paso natural, a tenor del regusto lírico que siempre ha destilado su escritura. «De siempre me ha salido un estilo bastante lírico. Pero el género y el formato en el que hasta ahora me desenvolvía no me permitía desfogarme poéticamente. Llegué a la conclusión de que el cuerpo, la mente y el alma me pedían escribir un libro de poemas. Vi que tenía sentido ese recorrido poético y me atraía como un desafío el cambio de género para intentar ser un escritor más completo y navegar por nuevos mares», desvela.

Defiende que se ha tratado de una «inmersión puntual». «A corto plazo, mi intención no es seguir con la poesía. A medio y largo plazo, ya se verá», puntualiza Battaglini, que avanza sin entrar en mayores detalles que su nueva publicación implicará otro «cambio de género».

La pandemia generada por la covid-19 ha cambiado la realidad que nos rodea, pero en su caso considera que 'Otras hogueras' no se vio afectada. «Creo que sin pandemia sería un libro muy parecido, porque la literatura requiere recogimiento, soledad y sentarse muchas horas delante del papel o el ordenador. Por eso, da igual que quieras salir o no. Reconozco, aunque suene mal por todo lo que ha significado el confinamiento y la pandemia, que me vino bien el silencio en la calle de aquellos días para ponerme a escribir. No descarto que, de una forma inconsciente, haya salido un trazo más melancólico en los poemas debido a toda esta situación», confiesa.

A la hora de escribir, el autor de poemas como 'Hombre en plenitud' o 'Quedarse con lo bueno' tira de una reflexión del poeta y dramaturgo T.S. Eliot sobre el proceso de escritura. «Él decía que no había que dedicar más de tres horas al día a la poesía. En mi caso, me parece tan exigente mentalmente que no le dedico más de una hora al día. Para mí, resulta fundamental utilizar bolígrafo y papel para el primer borrador. Incluso, a veces el lápiz. Ya después lo paso todo al ordenador y el tiempo me dice por donde tirar una vez reposado el poema», señala por teléfono Carlos Battaglini.