Humor

Manolo Vieira homenajea a las madres en el Cuyás en ‘¿Estamos todos?’

28/11/2019

Como viene sucediendo en los últimos siete años, Manolo Vieira vuelve al Cuyás a las puertas de la Navidad, unas fiestas que, según el humorista canario, están a punto de celebrarse de forma indefinida.

«Los polvorones están expuestos en los supermercados desde septiembre. Ahora la Navidad es todo el año», dijo con sorna el cómico que los próximos días 6 y 7 de diciembre presentará en las tablas del coliseo de la capital grancanaria su espectáculo ¿Estamos todos?, que será grabado por Televisión Canaria para su emisión en el programa especial de Nochevieja.

«Espero sorprender en algo», comentó el humorista que evitó precisar los temas que abordará en el espectáculo. No obstante, sí anunció que el montaje incluirá un homenaje a las madres. «Es necesario porque parece que pasan desapercibidas hasta que nos hacemos mayores. No les puedo adelantar más para que no se pierda el factor sorpresa», apuntó el artista, entusiasmado con la posibilidad de que acudan al Cuyás vecinos en guaguas fletadas desde La Aldea. «Eso me compromete un montón. Es un regalo bien envuelto», señaló al respecto.

Vieira confesó que la susceptibilidad que envuelve a la sociedad española en los últimos años no le ha obligado a cambiar su humor. «Sigo siendo yo. Siempre tuve mis límites y los baso en el respeto. Los límites me los pongo yo y mi conciencia. Si alguien se ofende, habrá que estudiarlo. Hay gente muy trabada, pero no merecen ni que los mencionemos. Mi único objetivo es hacer reír, sin ofender ni dañar a nadie», apostilló el humorista que parece haber conseguido su objetivo a tenor de lo apreciado que es por el público canario. «Tengo suerte y me sorprende ver cómo el público se renueva. En Chistera veo a gente joven y señores de 80 años. Lo que me gusta es ver la diferencia de edad. Hay niños que están esperando a cumplir 18 años para poder entrar, como se vende alcohol, no pueden», afirmó orgulloso sobre el ambiente de su teatro-pub. «Esa es mi obra. Aquello que llamaba utopía y se volvió realidad», dijo acerca del local situado en la calle Juan Manuel Durán y que regenta desde hace 32 años. «El público ha ido creciendo. El mensaje que mando, llega. Lo mío es humorístico, no tiene trascendencia. Van maestros, curas y coreanos. La flota japonesa lleva 40 o 50 años aquí. Son hispanohablantes. La mayor parte vive en La Isleta. En Tafira, no los veo», señaló el humorista que en su montaje intentará confrontar el pasado y el presente, plagado de nuevas costumbres importadas como el black friday o Papá Noel, que, dijo, fue un invento de «una marca de refrescos, con su traje rojo, sus pómulos rojos, su nariz roja y los ojos irritados. Mi conclusión es que bebe», apuntó.

Las lecturas, lo que encuentra en las calles, los cambios sociales y sus propias experiencias alimentan su inspiración. «El otro día le conté a una amiga de cuando fui por primera vez a Nueva York y estuve en Harlem. Ese es el material», recalcó.

Cuándo, dónde y cuánto.

El montaje de Manolo Vieira se pondrá en escena en el coliseo de la calle Viera y Clavijo los días 6 y 7 de diciembre, a las 20.00 horas. Las entradas, al precio único de 20 euros, se pueden adquirir en la taquilla del teatro Cuyás o a través de la página web www.teatrocuyas.com.