Teatro

‘Lulú’ desvela la raíz machista de la mujer fatal

02/01/2018

Históricamente, las mujeres encarnan la tentación que nubla el sentido de los hombres. Desde la costilla de Adán hasta ahora, han cargado con la culpa de ser las portadoras del pecado original. Sin embargo, la obra de teatro Lulú pone luz en este asunto y desmonta esta ficción machista.

ETIQUETAS:

La pieza creada por el dramaturgo Paco Bezerra y dirigida por Luis Luque surge de la necesidad de desmontar esta idea construida por las religiones y que ha pervivido hasta nuestros días. «Lulú es una obra feminista surgida a partir de un mito machista. Teníamos ganas, tanto el autor como yo, de coger el arquetipo de mujer maligna y descubrir qué hay detrás. Lo que encontramos fue cuentos machistas, silencio, dolor y un maltrato sostenido a lo largo de la historia», explica Luis Luque, director de la obra que se representará en el Cuyás el 12 y 13 de enero.

La pieza nació de una relectura de la obra Lulú, de Frank Wedekind. «Surgió a mediados del siglo XIX, cuando las mujeres reivindicaron su derecho a votar y a decidir su destino. Hubo una oleada cultural y artística, pero en lo político la sociedad era muy machista. Ahí surge Lulú, heredera de Salomé, Judit, Eva y Lilith, para justificar la idea de que una mujer empoderada y con decisión es maligna e hija del demonio», explica Luque acerca de esta función que confronta el arquetipo con la mujer dotada de humanidad. «Vemos la cara A, la mujer creada por la mente masculina, y la B, la verdad femenina. Cogemos el mito para darle la vuelta y contar el cuento desde la otra orilla», afirma.

La obra, cuenta, es «tan contundente que no deja margen para opinar algo distinto. Si no opinas lo mismo, es que tienes un problema. Si no ves que las mujeres han estado machadas, saboteadas y privadas de educación. Hay que recordar que hasta hace 40 años ni podían abrir una cuenta bancaria sin el permiso de un hombre. Eso es una realidad, como las mujeres que están matando y las que están siendo agredidas. Hay mucho camino por recorrer y hablamos de Occidente, porque en otras latitudes es aún mucho peor», reflexiona el director que se congratula de que la palabra feminismo haya sido la más buscada en Internet en 2017. «Lo buscan porque no saben lo que es. Ojalá sirva para que la palabra feminismo no sea equiparada al machismo. Esta sociedad piensa que es lo mismo. Hay que leer y aprender un poco para saber qué defiende el feminismo y qué defiende el machismo», aconseja Luque quien opina que en algunas mentes masculinas se está despertando esta sensibilidad, aunque el cambio es muy lento.

Actores implicados

Protagonista. María Adánez da vida a Lulú, una misteriosa mujer que solo recuerda su nombre y que siembra la discordia entre los hombres de una familia, a los que dan vida Armando del Río, César Mateo y David Castillo.

Compromiso. Adánez se implicó rápidamente en el proyecto. «Tenía ganas de quitarse la espinita de mujer caprichosa y maligna de su papel de Salomé. Es una mujer comprometida con su realidad social, con temas como el de la mujer, los desheredados y la gente que lo pasa peor», explica el director Luis Luque. Ese compromiso también es compartido por el dramaturgo Paco Bezerra y por él mismo. «Estamos conectados con una realidad social y queremos hablar de ella», comenta el director.