«La historia y la palabra tienen mucha fuerza en este musical»

26/06/2019

La música compuesta por Leonard Bernstein para el musical West Side Story es un icono del siglo XX. El actor Javier Ariano, que da vida a Toni en el montaje que se puede ver hasta el próximo sábado, día 29 de junio, en el teatro Cuyás de la capital grancanaria, apunta que «la historia y la palabra» tienen mucho peso dentro de esta versión que ha llegado a la isla tras cosechar un éxito mayúsculo en el madrileño Teatro Calderón.

ETIQUETAS:

El joven actor apunta que el director de esta versión, Federico Barrios, no ha querido limitarse a representar «un musical bonito». «Federico ha dado todo lo que tiene dentro para este montaje. Ha buscado que investiguemos desde distintos puntos de vista y no ha querido que sea solo un musical bonito, donde se canta y se baila, sino que la historia y la palabra tengan una enorme fuerza», explica.

Sobre su rol, apunta que ha contado con distintos referentes para después llevarlo a su terreno. «Me lo he llevado a lo que yo tengo del personaje y a lo que el personaje tiene de nosotros. El público se encontrará con un Toni muy soñador, que vive en su mundo onírico, y que empieza a madurar y a valerse solo. Está dispuesto a hacer todo lo posible para cumplir con sus sueños».

Su compañera de reparto, Talía del Val, que encarna a María en este West Side Story de la empresa Som Produce, reconoce que también ha contado con distintos referentes. «He contado con ideas propias y externas, a partir de las que he hecho un mix. En el día a día, caigo en otras cosas y el personaje nace de mis propias reacciones. En ningún momento, sobre el escenario, pienso en la película. Además, al comienzo del proyecto hicimos un taller sobre Romeo y Julieta [drama shakespeariano que inspira este musical] y en algunos momentos se me pasan ideas de aquel trabajo por la cabeza», reconoce.

La bailarina y actriz reconoce que poner en marcha de nuevo el engranaje de este musical para la actual gira nacional ha sido un reto, a la vez que elogia al público de la isla. «El público canario es muy alegre y está con nosotros. Siempre te recibe muy bien, pero también es muy exigente y si algo no le gusta, te lo hace saber», expresa por experiencia propia, ya que es el sexto musical en el que participa.

Reconocen que desde que coincidieron en el castin inicial se generó una «química especial» entre ambos. «Nos llevamos muy bien. Desde un principio me gustaba mucho verle trabajar y creo que a él le sucedía lo mismo conmigo», dice Del Val entre risas.

Cada función, dicen, les deja exhaustos. «Hay que cuidarse mucho, porque es una obra muy exigente. Yo pierdo siete kilos durante la función», confiesa el actor murciano.