Estreno

Kamikaze dobla su apuesta por Padilla

20/05/2019

El teatro Pavón, por tercer año consecutivo, se convierte en una nave espacial de la mano del autor canario José Padilla pues, a partir del jueves y hasta el próximo 16 de junio, volverá a ser escenario de una odisea intergaláctica en clave cómica.

Esta vez, el dramaturgo presenta la segunda parte de su exitosa obra Las crónicas de Peter Sanchidrián, que se estrenó en 2017 y se repuso en el verano de 2018. «Si la obra no hubiera calado, no repetiríamos», explicó el autor tinerfeño afincado en Madrid sobre la nueva producción de Pavón Teatro Kamikaze basada en un montaje que fue bien recibido por el público por ser «una historia muy particular» construida con elementos «poco visibles en el teatro».

De hecho, Padilla sostiene que pocas obras teatrales han mezclado ciencia ficción y comedia. «El público recibió tan bien la primera parte, que ahora estamos manejando más medios. He podido subir la apuesta y el público lo va a percibir». Así, el anterior episodio se representó en la sala pequeña y El viaje (Las crónicas de Peter Sanchidrián vol.II) se estrenará en la sala principal del Pavón. «En el Ambigú el aforo era de 120 personas y ahora de 400 y pico localidades. De repente, la nave crece y las apuestas suben», abunda el dramaturgo que hoy estará en Valladolid para presenciar la gala de los Premios Max, en la que compite en la categoría de Mejor Espectáculo Juvenil con su pieza Dados.

La muerte, la pérdida del amor, el egoísmo o la manipulación son algunas de las cuestiones que aborda la aventura espacial protagonizada por un grupo de supervivientes del extinto planeta Tierra que vagan por el espacio a bordo de la nave C.R.I.S.T.I.N.A. «Son temas que parecen inasumibles por la comedia, pero en realidad son totalmente asumibles y explotables», resalta el dramaturgo que ha recurrido a la ironía para darle profundidad a la comedia.

El detonante para entrar en estos terrenos truculentos es la aparición en escena de Oleg Socuéllamos, un malvado que se aprovecha de la escasez de recursos que quedan en la nave para extorsionar a los pasajeros a cambio de su salvación. «Entonces todo empieza a diluirse, aunque el principio todos eran dignos de sobrevivir», dice Padilla.

La tripulación está formada por los mismos actores que en las anteriores entregas -Laura Galán, Antonia Paso, José Juan Rodríguez, Cristóbal Suárez, Ana Varela- a los que se suma ahora Pepe Viyuela, que sustituye a Juan Vinuesa, que abandona la nave.

Por otra parte, Dados, la pieza con la que Padilla opta a un premio Max, llegará este sábado a la cartelera grancanaria con una sola función que se representará el sábado 25 de mayo, a las 20.30 horas, en el teatro Guiniguada.

A pesar de su dilatada trayectoria teatral, esta será la tercera obra de Padilla que se estrena en Gran Canaria después de Porno Casero, producida por 2RC, y Papel, una obra producida por Ventrículo Veloz y pensada para concienciar sobre el acoso escolar a docentes y alumnado.

«Da pena no ir más a menudo a mi tierra. Espero que mis montajes se puedan ver de forma más regular. No entiendo cómo un autor como yo no tenga problemas para mover sus obras y no pueda estrenar en su tierra. Francamente no logro entenderlo. Si esto continúa, alguien dará su brazo a torcer y terminaré yendo», afirma rotundo y apenado.

Una tristeza que se disipará hoy en la fiesta de los Max gracias a Dados, una obra destinada al público juvenil sobre la transexualidad y que ya ha recorrido buena parte del mapa peninsular. «El protagonista es un adolescente y, en esa etapa, todas y todos sabemos lo que es la necesidad de identificarse y registrar ante el mundo lo que cada uno y cada una es. Ese es el sustento de Dados», apunta.

Una noche emocionante junto a Mario Vega.

Dados, de José Padilla y producida por Ventrículo Veloz, y Ana (también a nosotros nos llevará el olvido), de la Factoría Unahoramenos, con texto de Irma Correa y dirección de Mario Vega, son los dos montajes con mimbres canarios que hoy optarán a los galardones más importantes de las artes escénicas españolas; los Premios Max. En el caso de la obra de Unahoramenos competirá en la categoría de Mejor Espacio Escénico, mientras que la pieza de Ventrículo Veloz, optará al premio al Mejor Espectáculo Infantil, Juvenil o Familiar.

La escenografía diseñada por Mario Vega para Ana (también a nosotros nos llevará el olvido) compite con otros dos montajes, Una vida americana, de Lazona Teatro, cuyo espacio escénico es de Alessio Meloni, y Lehman trilogy, de la compañía Barco Pirata, cuya escenografía firma Curt Allen Wilmer con estudio deDos.

Por su lado, Dados se enfrenta con El viaje de Ulises, de Gorakada Teatro, y con La granja, de Teloncillo Teatro.