El emotivo viaje interior del arriero a la costa

12/12/2018

La emigración canaria a América es muy conocida y está documentada. El viaje interior desde las cumbres de las islas hasta las zonas costeras en busca de una vida mejor es un gran desconocido que cobra protagonismo este jueves sobre el escenario del teatro Pérez Galdós.

El emotivo viaje de un arriero, desde la cumbre hasta la costa, es el punto neurálgico de Barranco abajo, una producción propia de la Fundación Auditorio Teatro de Las Palmas de Gran Canaria, que ve la luz, mediante una única función, a partir de las 20.00 horas, dentro del ciclo Literatura y Música.

El profesor universitario y verseador grancanario Yeray Rodríguez es el alfa y el omega del proyecto. «Manuel Rodríguez, subdirector de programación de la Fundación Auditorio Teatro, me hizo el encargo de un texto para el ciclo de Literatura y Música. Mi participación llegaba hasta ahí, para vincular la literatura y la música desde lo tradicional y popular. Pero le cogí el gusto y al final me he metido a protagonizarlo», explica entre risas sobre este montaje que se inspira en la tradición oral.

«El texto que da lugar a todo tiene como protagonista a un arriero, que es lo siempre quise ser de pequeño. La noche antes de irse para la costa está desvelado y se pone a tirar de recuerdos, mientras se recrimina por no quedarse en su pueblo del interior, que no identificamos en la obra. Él es el primero que se va, por lo que siente cierta tristeza y vergüenza. Durante esa vigilia, sobre el escenario, aparecen distintos personajes de sus recuerdos. La obra refleja la historia de nuestras islas. Es una reflexión sobre la partida, lo que supone dejarlo todo atrás, te vayas a América o a otra ciudad de la misma isla», apunta Yeray Rodríguez.

Mientras este profesor y verseador da vida a su propio texto, que se desarrolla como un monólogo, otros personajes son encarnados por los cantadores Candelaria González y Pedro Manuel Afonso, por la actriz Thania Gil, y por los jovencísimos verseadores Francisco Sánchez y María Belén Sánchez. El cóctel se completa con la parte musical, que encabeza Javier Cerpa y que se completa con Ner Suárez, Silvestre Ramírez y Fernando García.

«La música se inspira en nuestra música tradicional. Con sus arreglos, Javier Cerpa ha compuesto una banda sonora. La obra está toda escrita en verso, con décimas y romances, y también he escrito las letras de las canciones», apunta Rodríguez sobre un proyecto que la Fundación Auditorio Teatro le encargó en primavera y él entregó en septiembre.

Barranco abajo supone el estreno de Yeray Rodríguez como actor. «Lo afronto con humildad, con muchísimo respeto y como un aprendizaje más», reconoce.

La dirección de la función la asume el grancanario Mario Vega. «Supone un cambio de registro para Yeray. Está trabajando a un nivel brutal de interpretación, para cambiar el rol de verseador al de narración interpretativa para esta historia emotiva cargada de reminiscencias de su propia vida», reconoce Vega.

La propuesta escénica es «de alto nivel», avanza Mario Vega. «Fuimos al depósito municipal de La Favorita a por 200 sillas antiguas del propio teatro Pérez Galdós. Las colgamos y cada una simboliza las estrellas de ese cielo y ese horizonte al que mira el arriero que protagoniza el montaje. Contamos también con una serie de fotografías de Nacho González y con la iluminación de Iván Negrín», explica.