«Busco alcanzar la verdad del texto»

14/01/2018

El actor Daniel Albaladejo (Cartajena, 1971) trabaja en cada uno de los montajes escénicos en los que se embarca para intentar «encontrar la verdad del texto» que tiene entre las manos, sea clásico, como Otello de Shakespeare, o contemporáneo, como Reikiavik, de Juan Mayorga, con los que ya recaló en el teatro Cuyás de la capital grancanaria. «Estoy buscando en mis trabajos lo sencillo, que suele ser lo más difícil de alcanzar. Todo lo puedes vestir con oropeles, pero así lo que se suele conseguir es diluir el mensaje», asegura el intérprete.

Las Palmas de Gran Canaria
ETIQUETAS:

Un clásico de Lope de Vega, como es El caballero de Olmedo, es el nuevo vehículo escénico mediante el que se ha propuesto alcanzar esta meta. Para ello, ha regresado a una vieja casa, como es la compañía Noviembre Teatro, con Eduardo Vasco como director. «Lo que siempre ha caracterizado a Eduardo es que en cada uno de sus montajes busca la verdad y la naturalidad del texto clásico», asegura con vistas a las representaciones de este montaje que acogerá, los días 19 y 20 de enero, a partir de las 20.30 horas, el teatro Cuyás.

El actor, de imponente figura gracias a su 1,90 de altura, y de poderosa voz, no escatima los elogios a la hora de calificar a este clásico de Lope de Vega. «Se trata de uno de los textos más potentes del Siglo de Oro español y don Alonso, El caballero de Olmedo, es uno de esos grandes personajes que a todo actor siempre le apetece hacer», señala, por teléfono, desde Madrid.

Recuerda que la obra arranca como una «trivial historia de capa y espada», pero tras el segundo cuarto se transforma en «una tragedia».

Sobre el escenario, el público verá como se refleja una «España envidiosa, que rechaza lo extranjero y lo que considera que puede ser mejor que lo suyo». «Se escenifica todo durante la lucha de mi personaje con Don Rodrigo, que también pretende a doña Inés», explica el actor.

Este montaje, apunta, afronta esta pieza clásica desde un respeto máximo hacia el texto de Lope de Vega. «El texto es tan directo y natural como lo dice Lope, que no hace falta nada más. Es una situación que me suele pasar cuando doy vida a un clásico, porque todo se reduce a expresar la verdad que ya se ha escrito», reitera el actor.

Noviembre Teatro apuesta por un montaje en el que mandan «el actor y la palabra», junto a una escenografía que firma Carolina González y que «simboliza la luz y la sombra», una metáfora del bien y del mal.

Durante el desarrollo de El caballero de Olmedo, el espectador asiste a una situación que, explica Albaladejo, seguramente ha experimentado en un buen número de ocasiones. «Se trata de esa sensación que se tiene a veces de que todo va bien, estupendamente, pero percibes que la cosa se va a torcer. Que de un instante a otro, todo va a desembocar en una tragedia... Durante la obra, el espectador se encontrará con distintos signos que así lo indican. Se va guiando al espectador. Se ven a lo lejos unos faros que guían hacia ese trágico final...», explica este intérprete que se licenció en la ESAD de Murcia y se perfeccionó en cursos con profesionales como Vicente Fuentes, Will Keen, Francisco Torres Monreal, Norman Taylor y Antón Valén.

Daniel Albaladejo, en la obra./<b>Chicho</b>
Daniel Albaladejo, en la obra./Chicho

En el escenario del Cuyás se le podrá ver de nuevo junto a Arturo Querejeta, un actor por el que siente una gran admiración. «Arturo es uno de los grandísimos actores de este país. Lo tengo en mi pedestal particular», apunta sobre un intérprete que da vida en este montaje al criado Tello.

La última vez que el público isleño los vio juntos fue con Otello. «Esta obra nada tiene que ver. En Otello, Arturo encarnaba a Yago. Tello es muy diferente. Busca limar asperezas, mientras que el personaje shakespeariano incitaba a Otello para que apareciera la tragedia. En El caballero de Olmedo, nuestros personajes son un claro ejemplo de pareja cómica formada por un galán y un criado, a los que damos vida sin grandilocuencias, desde la sencillez», apunta.

Albaladejo compatibilizará la gira con Noviembre Teatro con el monólogo Malvados de Oro, al que dará vida, entre el 11 y el 25 de febrero, en el Teatro Pavón Kamikaze de Madrid.