Puente de ida y vuelta con Latinoamérica

26/06/2020

Con la intención de generar viajes de ida y vuelta artísticos entre creadores isleños y latinoamericanos reabre sus puertas el próximo viernes, 3 de julio, a partir de las 19.00 horas, la Fundación Francis Naranjo en Gran Canaria. Regresa a la actividad en el capitalino Castillo de Mata, tras un paso fugaz por Guía, y mediante una triple exposición que el artista grancanario que da nombre a la Fundación considera como una declaración de principios de lo que acontecerá en el futuro.

La triple puesta de largo expositiva se plasma con dos colectivas, La máscara social y Rito del pacto, a la que se suma una individual protagonizada por el propio Francis Naranjo, que se titula La maldición de lo efímero.

«Nosotros, ante el fracaso con el Ayuntamiento de Guía, decidimos que continuábamos con el proyecto, porque confiamos en él. Nos dirigimos a Encarna Galván [concejala de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria] y le presentamos el proyecto. Le encantó y ahora estamos en fase de firmar el convenio de colaboración, que confío en que se cierre la próxima semana. Estamos encantados con ella y su equipo, porque desde un principio apoyó a la Fundación», asegura Francis Naranjo.

Sobre las razones del adiós a Guía, se explica: «Fue por la imposibilidad de comunicación con el alcalde». Aclara que fue la Fundación la que decidió finalizar su efímera estancia de apenas unos meses en el municipio del Norte de la isla.

Francis Naranjo se muestra encantado por las posibilidades expositivas del Castillo de Mata. «Tiene unas condiciones museísticas maravillosas. Nuestra idea es desarrollar un proyecto a largo plazo y para programar exposiciones así, se requiere de un compromiso de continuidad que aún estamos negociando», señala.

La Fundación Francis Naranjo apuesta por tender puentes artísticos contemporáneos con Latinoamérica, donde el artista grancanario ha desarrollado buena parte de sus recientes creaciones en los últimos años. Sin ir más lejos, una selección de sus propias piezas, desarrolladas entre 2002 y 2018 en distintos países continente americano del componen la muestra titulada La maldición de lo efímero. «Recoge la idea de los viajes y la relación con otros contextos, entornos y conductas. La muerte, la vida y los procesos vitales están muy presentes en esas experiencias durante aquellos años», apunta.

La sala 1 albergará hasta el 14 de agosto La máscara social, con piezas que abordan los distintos roles sociales, a cargo de: Juan Castillo (Chile/Suecia), Raúl Chacón (España), José Escobar (Paraguay), Coco González Lohse (Chile), Jorge Gronemeyer (Chile), Martin Gusinde (Polonia), Antonio Guzmán (Chile), Pamela Iglesias (Argentina/ Chille), Julia Isidrez (Paraguay), Claudio Jiménez Quispe (Perú), Andrea Jösch (Chile), Eva Risueño (España), Carlos Rivero (España), Bernardo Oyarzún (Chile), Acaymo S. Cuesta (España), Kjartan Slettemark (Noruega) y Pablo Vargas (Uruguay).

Víctor Hugo Bravo (Chile), Fredi Casco (Paraguay), Carla Garlaschi (Chile), Serena Liliana Vargas (Bolivia), Brian Mackern (Uruguay), Norton Maza (Chile) y Sara Roitman (Ecuador) exhiben sus piezas en Rito del pacto, mediante las que dialogan o se inspiran en el cuadro Comiendo jareas, del galdense Antonio Padrón.

Gran parte de las piezas de las tres exposiciones son parte de los fondos de la Fundación, aunque algunas son inéditas, asegura Francis Naranjo.