Irene León invita a ser «ecosistemas andantes»

31/08/2018

Más allá de los fenómenos naturales, pocos factores influyen en mayor medida en el ecosistema que la implacable mano del ser humano. Incluso, como pone de manifiesto el cambio climático, los fenómenos meterológicos se han visto alterados debido al maltrato que la humanidad ejerce sobre el planeta.

ETIQUETAS:

La joven artista Irene León reflexiona sobre la «relación que se establece entre la naturaleza y el ser humano, y sobre las similitudes que existen en los procesos naturales de ambos» con las creaciones que integran su nueva serie, titulada Seres bióticos. Esta viernes, día 31, a partir de las 20.00 horas, se inaugura en el Espacio cultura S/T (calle Enmedio, nº1) de la capital grancanaria.

La creadora grancanaria, de 32 años, reconoce mientras se ultima la puesta de largo de la exposición que los mecanismos de funcionamiento de la naturaleza son una de sus principales fuentes de análisis.

«Me interesa mucho ver cómo funciona la naturaleza y la similitud que tiene con los procesos propios de los seres humanos. A través de metáforas visuales, en esta serie busco comunicar distintos estados, texturas y pieles de uno y otro», apunta sobre una serie en la que conviven delicados grafitos con piezas elaboradas con técnica mixta sobre lienzo.

La mano del hombre, su influencia en el medio natural que lo rodea ya fue objeto de su ecológica y comprometida mirada en su anterior serie, titulada Naturaleza artificial.

«Me interesa reflexionar sobre la domesticación de la naturaleza a manos de un ser humano que busca utilizarla para sus propios fines», apunta esta licenciada en Bellas Artes que se formó en Tenerife, Holanda y Valencia, enclave último en el que llevó a cabo un máster sobre producción artística enfocado hacia la ecología.

Seres bióticos ve la luz tras tres intensos meses de trabajo en los que la artista se aisló del mundo para plasmar artísticamente estas inquietudes.

Unas ideas y pensamientos tienen como punto de partida la «observación» de su entorno. Fruto de la que se topa «con cosas» que le gustan y otras que no, señala Irene León.

Tiene claro qué camino seguir y por eso no duda en sugerirlo, tanto con sus palabras como con sus sugerentes Seres bióticos. «Hay que observar más los proceso naturales y llevarlos hacia nosotros mismos. Siempre digo que tenemos que convertirnos en ecosistemas andantes, en seres más naturales y orgánicos». Desde esta noche y hasta el próximo 27 de septiembre invita a transitar por este camino en el capitalino Espacio cultural S/T.

La inauguración de Seres bióticos de este viernes se completa con la performance titulada Route of roots (Ruta de raíces), que protagoniza la artista Franzisca Siegrist, amiga y compañera de estudios de Irene León.

Esta creadora nacida en Suiza hace 34 años, criada en La Palma y que durante años ha residido en Noruega, adelanta que presentará una «abstracción corporal» de la que espera que cada espectador saque sus conclusiones. «Trabajo la naturaleza y la ecología desde el físico. Utilizo materiales orgánicos, como plantas, tierra y raíces, junto con objetos geométricos realizados con elementos naturales, como la madera», desvela.

Esta creadora, que en septiembre inicia una residencia en Tenerife Espacio de las Artes (TEA), también reflexiona mediante Route of roots sobre «la permanencia y el hecho de ser parte de algo».