Exposición

Dámaso se reestrena en una galería

26/09/2019

«Pepe Dámaso ya ha hecho su obra. No tiene que demostrar nada. Lo que nos queda es valorarlo», sostiene el galerista Manuel Ojeda, cuya sala inaugura mañana Miradas, una exposición que rescata una parte mínima del legado del grancanario a modo de homenaje.

Sin embargo, el artista, al borde de los 86 años, concibe la muestra de una forma completamente distinta. Para empezar, Dámaso sigue «crea que te crea», tal y como lo describió su amiga Gloria Fuertes. De hecho, su obra continúa creciendo sin prisa pero sin pausa y la exposición incluye tres piezas de este mismo año tituladas Ojoeda. «Moriré con los cuadros puestos», comenta risueño y feliz el artista, que define la propuesta como un homenaje a las galerías con las que ha trabajado a lo largo de su dilatada trayectoria desde que en 1951 la sala Wiot, sita en Triana, le abriera sus puertas para mostrar su obra por primera vez.

«Mi currículum está enriquecido por mi intervención en las galerías: está la galería Vegueta de la que tengo un gran recuerdo con Rosa María Buerles; está la Leyendecker de Tenerife, que ahora es internacional, pero que inauguré yo; a Saro León le hice un anagrama que no utiliza; está la galería Radach-Novaro en el Sur, la galería Arte de Pino Ojeda de la que ahora se ha editado un libro, en el que salgo muy joven en una exposición en Las Canteras; está la Galería Boticelli, donde expuse Sexo quemado; el Instituto de Estudios Hispánicos de Tenerife en Puerto de la Cruz, están Iolas-Velasco y Sequier, en Madrid; la de Juan Guaita, en Mallorca; Ten, en Barcelona; Punto, en Valencia y lo que fue muy interesante fue la exposición sin cuadros del Ateneo de Madrid, una galería de arte muy popular y reconocida y la galería Wiot; que era la única galería comercial de Canarias en aquella época... Esta exposición es un canto emocionado y agradecido a la galería, ya que aquí, en la capital grancanaria, creo que solo hay dos», comenta el artista muy satisfecho con Manuel Ojeda por volver a exponer en esta sala tras 20 años.

«Esto me da vida. Me hace una ilusión tremenda. Me siento como si expusiera por primera vez en una galería, con una responsabilidad y una ilusión que me emocionan», asegura Dámaso mientras supervisa los últimos retoques del montaje de la exhibición.

Además de los tres recientes collages sobre madera donde Dámaso une cráneos de encaje con ojos para revisar su propia obra de forma sintética; Miradas aglutina objetos –cinco caracolas con ojos y una serpiente azul que sube por una columna–, pinturas y collages en los que ojos y cráneos flotan sobre el color. «Si hay un elemento que han podido usar todos los pintores canarios es el caracol; es un símbolo de Canarias y su atlanticidad. Lo he visto en Néstor y en Juan Ismael», dice Dámaso, que confiesa que también el ojo le ha perseguido en muchos de sus trabajos. Ambos elementos envuelven su propuesta de un sentido surrealista tamizado por la contemporaneidad del expresionismo.

Por otro lado, Ojeda ha rescatado seis pinturas que Dámaso hizo en 1957 por encargo del Patronato de Turismo y que ahora han sido llevadas a la cerámica por el artesano Gonzalo Martín. «Han ganado brillo, color, textura y calidad», afirma el creador sobre estas piezas divertidas y coloristas que presentan escenas típicamente turísticas con elementos de la identidad canaria.

Con motivo de la exposición, se ha editado una hojilla de sala con un texto de Fernando Castro Flórez. En su escrito, el crítico madrileño destaca su entrega total y apasionada a la creación y repasa los rasgos más característicos del temperamento artístico de Dámaso, como su forma de enaltecer la vida a través de la omnipresencia de la muerte y su tendencia a rozar lo misterioso.

Datos básicos para la visita.

Miradas se inaugura el 27 de septiembre por la noche, a las 20.30 horas, en la galería situada en el número 3 de la calle Buenos Aires de la capital grancanaria. La exhibición se podrá ver hasta el próximo 31 de octubre y será visitable de lunes a viernes, en horario de 10.30 a 13.30 y de 18.00 a 21.00 horas.