Exposición en la Fundación Tranche

Arte selecto para lo humano

15/11/2017

Albert Camus creía que el arte era un buen medio para penetrar en la opacidad del mundo. Quizá porque cada persona entraña un misterio, la figura humana ha sido uno de los grandes temas del arte. A partir del viernes, la Fundación para el Desarrollo de la Pintura exhibe obras de grandes autores que pusieron su mirada en lo humano.

/ Las Palmas de Gran Canaria

La condición humana, en sus múltiples facetas, es el tema principal de las 16 obras que a partir del viernes se expondrán bajo el título Personas en la Fundación Canaria para el Desarrollo de la Pintura, en la capital grancanaria.

La muestra reúne piezas de grandes figuras del arte contemporáneo en la sala de la calle Domingo J. Navarro hasta el próximo 29 de marzo

La muestra reúne piezas de grandes figuras nacionales e internacionales del arte contemporáneo. Entre ellas figuran obras de Jaume Plensa, Cristina García Rodero, George Condo, el colectivo The Bruce High Quality Foundation o Julian Opie.

«Tras exponer a una artista invitada, Laura González, volvemos a exhibir los fondos de la colección. Esta vez hemos hecho una selección basada en la identidad humana y su representación», indicó la directora de la fundación, Yaiza Tranche.

Estampas familiares, escenas inquietantes, retratos que aluden a la historia de la pintura, a nuestra construcción cultural o que intentan resumir el espíritu de una generación son algunas de propuestas que se podrán apreciar en la sala de la calle Domingo J. Navarro hasta el próximo 29 de marzo.

En concreto, se muestran una fotografía, una escultura y 14 pinturas que ofrecen una perspectiva amplia del tratamiento de la figura humana en el arte reciente, que explora la identidad como el producto de la construcción social.

Así, los grafiteros brasileños Os Gemeos plasman una colorista y onírica estampa familiar, en la que el padre vive en lo alto de una pajarera y el también brasileño Eduardo Berliner explora los terrores infantiles en una escena triste y surrealista protagonizada por un muñeco de nieve sexuado y suicida.

La metapintura se hace presente en el doble retrato de George Condo, que rescata las líneas que caracterizaron a Picasso y lo enfrenta al cubismo radical. También el discurso pictórico protagoniza el retrato realizado por el colectivo The Bruce High Quality Foundation al presidente de la fundación, José Luis Tranche, cuyo rostro es sustituido por una mancha blanca de pintura a modo de máscara.

<i>Resplandor en la cabeza</i>, de Jorge Galindo / <b>Juan Carlos Alonso</b>
Resplandor en la cabeza, de Jorge Galindo / Juan Carlos Alonso

La vida moderna también queda reflejada por las figuras minimalistas y planas que caracterizan a Julian Opie, que presenta a una pareja haciendo footing. Más relajados y casi perdidos parecen los jóvenes que el dúo Muntean & Rosenblum sitúa en un bosque.

Las mujeres protagonizan dos piezas. La creadora multidisciplinar Susy Gómez critica su invisibilidad social situando un rostro femenino en un gran lienzo y ocultándolo tras una nube. Por su lado, Jorge Galindo adopta la forma del collage en una pintura donde cubre la cara de la mujer con seis pares de ojos.

De Jaume Plensa se exhiben dos obras; una pintura y una escultura. «El artista pone un especial empeño en relacionar su trabajo con el ser humano y el mundo que le rodea», resalta Tranche.

La pieza escultórica es una de sus características figuras humanas sentadas, realizadas con un encaje de acero formado por números y letras de distintos alfabetos. Junto a esta emblemática obra, se exhibe una composición en blanco y negro, protagonizada por una mujer y un árbol, en el que mezcla pintura, impresión fotográfica y dibujo.

Santiago Lara, Santiago Ydáñez, Santiago Giralda y Miki Leal firman un cadáver exquisito inspirado en una escena de caza.

Julio Galán, Rinus Van de Velde, Norbert Bisky y Marina Núñez son el resto de los autores cuyas obras saldrán por unos meses de los depósitos de la fundación Tranche.

Un año de vida

«Para tenerlas escondidas, preferimos mostrarlas», explica Yaiza Tranche sobre el objetivo último de la Fundación Canaria para el Desarrollo de la Pintura, una entidad privada que abrió sus puertas en julio de 2016 y que, desde entonces, ha organizado tres exposiciones. «Estamos contentos porque hemos recibido el agradecimiento de mucha gente por enseñar esto en Las Palmas de Gran Canaria. Son obras de artistas nacionales e internacionales que no se ven en Canarias. Nos gustaría que la gente se interesara más por el arte contemporáneo», añadió Tranche.

La directora de la fundación anunció, además, que en Navidad se organizará un taller de arte para niños y en enero la fundación convocará un concurso para elegir el proyecto de un artista residente canario cuya obra se expondrá durante 2018.