Janice Hallett, en una imagen promocional del libro.

'La apelación', una moderna novela de misterio

La escritora británica Janice Hallett introduce en su nuevo libro las nuevas formas del lenguaje

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La novela, un género tan clásico, es quizá también el más moderno y sus autores, siempre con un oído en la calle, están incorporando cada vez más elementos nuevos. Es el caso de 'La apelación' (Ático de los Libros), la última obra de la escritora británica Janice Hallett, un libro de misterio que se ha encaramado a la lista de los más vendidos en Reino Unido, y que acaba de ser nominado a los prestigiosos British Book Awards, echando mano a una cantidad sorprendete de recursos.

Correos electrónicos, mensajes de texto y de whatsapp, cartas o folletos de publicidad llevan aquí a otra dimensión la novela epistolar de siempre, rompen con la escritura más tradicional y atrapan al lector en una trama de intriga. «Las nuevas formas de comunicación, los pasatiempos o los videojuegos están cambiando el lenguaje, con palabras más cortas y acrónimos, y esto también ayuda a generar misterio», explica Hallet, que se siente halagada, aunque humilde, cuando la comparan con Agatha Christie. «Soy una gran fan suya», subraya esta especialista en Literatura Inglesa que trabajó como periodista y también para el Gobierno británico como redactora de discursos en gabinetes de crisis. «Escribir de forma rápida sobre situaciones que no conoces y enfrentarte a la posibilidad de cometer un error te curte como autora y me ha ayudado con 'La apelación'», señala con una sonrisa.

En la novela, una trágica muerte en el pequeño pueblo de Lockwood acaba con el principal acusado en la cárcel, pero un abogado y su equipo sospechan que no todo está tan claro. Una compañía de teatro amateur (guiño autobiográfico de la autora, también escritora de teatro) y una campaña de captación de fondos con fines benéficos terminan de emborronar el caso. En la mejor tradición de la novela de misterio británica, Hallett involucra al lector en las peripecias de los protagonistas.