Ángel Martín es uno de los grandes protagonistas de la jornada inaugural de la feria. / C7

Ángel Martín: «Todo el mundo está mal, pero hemos normalizado no estar bien»

Ángel Martín presenta este miércoles, a las 18.00 horas, en la Feria del Libro de la capital grancanaria su exitoso libro 'Por si las voces vuelven'

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

El cerebro es capaz de tener vida propia. Pensamos que está bajo control, que los fogonazos eléctricos que nos han enseñado que marcan su día a día los tenemos atados en corto. Pero a veces, lo que ocurre mentalmente se nos escapa por completo. El monologuista, guionista, presentador, actor, músico y 'streamer' Ángel Martín lo sufrió y su demoledora experiencia ha quedado plasmada en 'Por si las voces vuelven' (Planeta), volumen que va ya por la 12ª edición y que esta tarde, a partir de las 18.00 horas, presenta en la Carpa Saramago de la 34ª edición de la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, en el Parque de San Telmo.

El brote psicótico que tuvo en 2017 obligó a su internamiento. Antes, los problemas mentales, en mayor o menor medida, ya estaban presentes en la vida de este popular cómico español. «Todo el mundo está mal, pero hemos normalizado el hecho de que no estemos bien y nos parece que hace falta que pase algo muy grave para mencionarlo. Creo que hay muy poca gente que esté satisfecha sobre cómo le van las cosas, pero esperamos a que suceda algo trágico para preocuparnos por nosotros y eso no tiene sentido», apunta por teléfono.

El problema es la escucha

Los problemas mentales son un tabú desde siempre. Admitir en público que en nuestra mente no todo marcha como creemos que debería ir no es fácil, mientras que si padecemos otra enfermedad, darla a conocer no resulta por lo general tan traumático. « El problema es que no sabemos escuchar bien. Tenemos la tendencia a decir que lo que nos cuesta es hablar de salud mental, cuando lo que realmente nos cuesta es escuchar hablar de salud mental. Si quien tiene un problema y ha decidido tomar medidas, por lo que ha ingresado durante una temporada en un centro o se encuentra de baja porque padece una depresión, tuviera la sensación de que mencionarlo en público no provocaría entre quienes le escuchan que lo vean con prejuicios, le pongan una etiqueta o lo miren como alguien inválido, no tendría apuros en mencionarlo. El problema principal no radica en lo que nos cuesta mencionarlo, sino en que a la gente le cueste tanto escuchar que suceden este tipo de cosas», subraya Ángel Martín. De ahí que destaque que haya que «normalizar la escucha». «Es lo más importante y urgente», asegura el artista.

'Por si las voces vuelven' nació por una carencia que el propio Ángel Martín detectó al salir a la calle tras su ingreso hospitalario. « El libro está escrito con la intención de que si alguien lo está buscando y lo necesita tenga dónde encontrarlo. Cuando salí del hospital busqué algún libro que me diera la pista de cómo remontar tras pasar por algo así. Buscaba la experiencia de alguien que hubiese pasado por lo mismo y que hubiese salido adelante, porque era algo que en ese momento me parecía imposible. Y no encontré ese libro», reconoce.

Cuando volvió a la calle, comenta Martín, su cerebro «no funcionaba». «Creía que la vida había terminado y que solo me quedaba quedarme quieto en un rincón a esperar que todo acabase», dice con sinceridad quien hoy ha retomado con éxito su actividad profesional en distintos medios y en internet su podcast 'Misterios cotidianos' y el espacio humorístico 'Informativo matinal para ahorrar tiempo'.

Un éxito abrumador

El éxito de su libro, confiesa, le está resultando «abrumador». «No he tenido tiempo de procesar todo lo que está sucediendo. Tenemos muchas firmas a lo largo del mes. Es algo muy intenso, bonito e inesperado que una experiencia de este tipo pueda ayudar a la gente. Para mí es lo más gratificante», destaca.

Una de las claves de la buena recepción del libro reside en sus distintos niveles de conexión. « Cada persona recibe algo distinto al leerlo. He recibido mensajes muy variados tras su lectura. Hay gente a la que le ha servido en momentos complicados. Otros lo ven como una ayuda para entender a las personas que están en la misma situación en la que yo estuve. El libro, por los mensajes que he recibido, ayuda en distintos niveles», apunta satisfecho.

Recuperado

«Estoy bien, muy bien, gracias por preguntar», responde Ángel Martín cuando se le cuestiona cómo está a día de hoy tras superar el pozo mental en el que se vio sumergido.

El escritor de 'Por si las voces vuelven' dice que fue un proceso «duro» y también «liberador». «El hecho de sumergirte en aquellos tiempos, tal y como estoy ahora y profundizar al máximo y traducirlo emocionalmente para que cualquiera lo pueda entender, me obligó a volver a esa época y revivir todas aquellas emociones, lo perdido que estaba cuando me encontraba en el fondo de ese pozo. Pero a la vez fue un proceso muy sanador», explica.

Ángel Martín asegura que ni le consultó a sus médicos la pertinencia de escribir o no este libro y ni siquiera sabe si lo han leído o no. Confiesa, eso sí, que no se plantea escribir un segundo volumen. « No estoy pensando en escribir otro libro, ni mucho menos. La experiencia de escribir, para mí, es interesante si tienes algo que contar. No lo entiendo como una oportunidad. Lo que me gusta es escribir espectáculos de comedia, monólogos... pero no pienso en un segundo libro, porque eso depende de si tengo algo que contar y que sume algo a la gente. Le he cogido mucho respeto a la escritura tras este proyecto», afirma.

El buen momento vital y profesional que atraviesa en la actualidad lo encara de forma constructiva. « Disfruto de lo que sucede de otra manera y trato de construir algo positivo en torno al momento. Busco que sea algo sólido», puntualiza.