Anelio Rodríguez restituye a Mr. Sabas

En enero de 1935, un león escapado de un circo se paseó por las calles de Santa Cruz de La Palma sembrando el pánico entre los vecinos. La fiera fue abatida por la Guardia Civil y su domador murió poco después del disgusto

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

Anelio Rodríguez Concepción conoció esa historia en 1994 cuando vio una lápida con el siguiente texto: El Señor Don Sabas Jorge Vix. 22 de enero de 1935. A los 48 años de edad. Recuerdo de su hermano Pedro y sobrinos del Circo Toti. Desde ese momento, algo que no pudo descifrar, quizá el espíritu del malogrado adiestrador de origen serbio, lo empujó a recabar testimonios y documentos en una investigación que duró 25 años y que ha destilado en las 195 páginas del libro Historia de Mr. Sabas, domador de leones y su admirable familia del Circo Toti, publicado por la editorial nacional Pre-Textos.

El resultado es un delicioso artefacto literario surgido de un mito incrustado en la memoria colectiva de los palmeros donde Rodríguez Concepción escarba para discernir entre la inventiva popular y los hechos y comprobar, de este modo, la capacidad de la narración para transformar la realidad. «Todo lo que se cuenta es real y verídico, pero la técnica literaria con la que voy desgranando cada dato es básicamente narrativa», explica el escritor, cuya obra transita entre la novela de misterio y la investigación histórica. «Más que contar la historia del domador, de la familia Djeordjevic y de los avatares del Circo Toti, el libro es la historia de una búsqueda, de una investigación», explica Rodríguez Concepción que muchas veces se preguntó qué tipo de misteriosa fuerza lo había llevado a embarcarse en esta intensa pesquisa que lo obligó a viajar varias veces a la península para hablar con los descendientes del domador, además de a bucear entre los recuerdos de los más viejos, en archivos oficiales a la caza de los atestados del suceso o en la hemeroteca de la sociedad La Cosmológica.

«Al final se descubre una verdad oculta, atrapada en el tiempo. Todo cobra sentido con una revelación», apunta sobre un desenlace que confiere a la obra un aire de novela negra y que lo convierte a él mismo en un personaje detectivesco, diluyendo los límites entre lo literario y lo real.

«Conversaciones por fuerza vaporosas», explica el autor en el propio libro, lo enredaron en un narración añeja y colectiva «más cautivadora que cualquier ensayo escrito con base fehaciente» y cuyo encantamiento ha procurado mantener en toda la obra.

Doble vida.

Anelio Rodríguez Concepción (La Palma, 1963) dice que tiene dos oficios: el de enseñante y el de escritor. Por las mañanas, da clases. Por la tarde, escribe. Su vocación literaria se ha traducido en la publicación de doce libros en los que ha cultivado la narrativa, la poesía y el ensayo historiográfico y filológico. Entre sus libros de relatos destacan La Habana y otros cuentos (1996), Ocho relatos y un diálogo (Premio Ciudad de Santa Cruz de Tenerife, 1993), El perro y los demás (Premio Tiflos, 2004) y El león de Mr. Sabas (2004). En 2008 publicó la novela La abuela de Caperucita y en 2017 Historia ilustrada del mundo.