?


Contenido desarrollado para

CITROEN

Un coche para llegar a destino sintiendo que no has salido del salón de tu casa

La última gama de Citroën ë-C3 ofrece máximo confort, una conducción limpia y tecnología punta a un precio asequible

Bernardo Álvarez-Villar

Compartir

Ante la necesidad y la urgencia de una transición energética que garantice una movilidad sostenible, hasta ahora la respuesta común era: claro, para el que pueda pagarla. Esa excusa empieza a quedarse obsoleta. Como cualquier tecnología, a medida que se implanta y desarrolla su precio se va abaratando. El primer ejemplo relevante de que el coche eléctrico no es cosa de ricos es el Nuevo Citroën ë-C3. La marca francesa ofrece por primera vez un coche 100% eléctrico y fabricado en Europa por debajo de la barrera de los 25.000 euros: la versión “You” de este modelo está a la venta  por 23.800 euros. Y, por supuesto, un precio económico es importante, pero ni mucho menos es lo único que ofrece este Citroën ë-C3.

Este modelo es una evolución del C3, el mítico Citroën llamado a convertirse en un clásico y que salió al mercado allá por el 2002. Se trata de la cuarta generación del modelo más exitoso de la marca, con más de 5,6 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento. Esta última versión del C3 sigue el mismo camino, y en solo un mes desde su lanzamiento, el pasado mes de octubre, 10.000 clientes en toda Europa ya habían reservado un ejemplar. No es de extrañar este furor si se conocen las prestaciones del vehículo. Se trata de un coche totalmente eléctrico de segmento B, con el mejor confort de su clase y dotado con todos los equipamientos necesarios.

Thierry Koskas, el director general de Citroën, explica que “las expectativas de los clientes respecto a los vehículos del segmento B han cambiado, sobre todo con el aumento de la popularidad de los SUV y el creciente deseo de conducir en modo eléctrico en nuestras ciudades y sus alrededores, y para los fabricantes europeos de vehículos se ha vuelto más difícil satisfacer esas expectativas. De forma única, Citroën se atreve a hacer exactamente eso con el nuevo ë-C3 totalmente eléctrico para los compradores europeos: un utilitario B fresco, puntero y cómodo, totalmente equipado”. La marca, con más de un siglo de existencia y presencia en 101 países, continúa ofreciendo automóviles innovadores, adaptados a la evolución de la sociedad y colocando el bienestar en el centro.

Confort y usabilidad

Desde Citroën son muy conscientes de la necesidad de ofrecerle al usuario un utilitario versátil, fácil de utilizar, cómodo, con un diseño moderno y atractivo. Garantizar una experiencia a bordo óptima al mismo tiempo que una conducción de cero emisiones, esa es la revolución de la movilidad eléctrica que protagoniza la escudería gala. De nada sirve un motor limpio si el conductor no percibe que el vehículo está concebido por y para su comodidad. El nuevo Citroen ë-C3 supone un elogio a la sencillez en sus dos versiones: «You» a 23.800 euros y «Max» a 28.300 euros.

Podría decirse de este modelo que no renuncia a nada: eficacia y confort; prestaciones técnicas y diseño; tecnología y comodidad. Algunos datos relevantes: más de 300 kilómetros de autonomía, 4 metros de longitud, motor de 83 kW/113 CV y una batería de 44 kWh que en menos de media hora pasa del 20% al 80% de carga en estación de carga continua. De esa potencia podrá gozar el conductor con su interior C-Zen Lounge de diseño único, espacioso y confortable el cliente cuenta con una posición de conducción sobreelevada, así como con asientos y suspensión Citroën Advanced Confort R

Es precisamente esta combinación de asientos y suspensión de máximo confort, unidos por primera vez en un modelo de Citroën, lo que procura la sensación de viajar sobre una alfombra mágica, como deslizándose por una superficie sin relieve. ”El confort es una parte fundamental del ADN de Citroën”, sostiene Laurence Hansen, el director de Producto y Estrategia de la marca, “por eso hemos hecho todo lo posible para que el nuevo ë-C3 sea el coche más cómodo del segmento B”.

Gracias a una posición de conducción más elevada, es posible entrar y salir del vehículo con mayor facilidad. El habitáculo interior se ha cuidado para conferirle un aspecto hogareño, con superficies suaves y acogedoras y unos asientos a medida y con espuma adicional. Nada de ello tendría sentido sin espacio suficiente. En este caso, una altura de 1,57 metros, y 30 mm adicionales con respecto al C3 anterior (modelo Origin) para los asientos delanteros. El nuevo ë-C3 es más espacioso que todos sus predecesores, ganando así espacio tanto para pasajeros como para objetos.

300 km/h y control desde la app

También la dotación técnica del vehículo tiene la finalidad de hacer de la conducción una actividad placentera. Su motor está adaptado tanto a desplazamientos diarios como a viajes más largos, durante los cuales el usuario podrá utilizar cualquiera de las más de 540.000 estaciones de carga disponibles en toda Europa. El nuevo ë-C3 alcanza los 100 km/h en apenas 11 segundos, y tiene una velocidad máxima provisional de 135 km/h.

Para rematar la comodidad y usabilidad del modelo, este viene vinculado a una nueva app e-Routes. Esta aplicación digital le permite al usuario disfrutar de una experiencia de navegación completa desde la pantalla del móvil. Con e-Routes es posible planificar viajes, controlar el estado de carga del coche, saber dónde es posible recargar la batería, precalentar o preenfriar el vehículo o verificar su ubicación. Gracias a ella el conductor reducirá sus tiempos de viaje y llegará a su destino con la sensación de que ni siquiera ha salido del salón de su casa.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Citroën. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.