?


Contenido desarrollado por

INSTITUTO PULEVA DE NUTRICIÓN

Descubre con esta calculadora si tu hijo recibe algunos de los nutrientes fundamentales para su crecimiento y desarrollo

El hierro y el Omega 3 DHA ejercen un rol fundamental en la alimentación de los niños para su crecimiento y desarrollo. Ofrecerles una leche adaptada rica en estos nutrientes es un pequeño gesto que marcará una gran diferencia.

Alicia Rivera

Compartir

Nadie duda de la importancia de una alimentación equilibrada para gozar de una salud de hierro. Pero en el caso de los más pequeños de la casa, la dieta ejerce un papel todavía más relevante. Por eso, es una prioridad para madres y padres asegurarse de que sus hijos reciben una alimentación completa, que supla todas sus necesidades nutricionales.

Estar bien alimentados es necesario para que crezcan, estén fuertes, sanos, tengan energía para jugar, aprender y explorar el mundo que los rodea. En concreto, los primeros diez años de vida son clave para el desarrollo físico e intelectual del niño. A partir de los 6 meses de vida, el peque va incorporando grupos de alimentos y consolidando una dieta progresivamente diversificada. 

Tanto si esta incorporación de otros alimentos se produce en forma de sólidos o de purés y papillas, es imperativo no perder de vista un correcto equilibrio en la distribución de los nutrientes. El peque va creciendo y tiene necesidades nutricionales específicas, propias de la etapa de crecimiento intenso que está experimentando. 

Los nutrientes esenciales para el desarrollo de los niños

Es necesario que los niños aprendan a comer correctamente desde que son muy pequeños. Esto no apela únicamente a los modales en la mesa, sino que debemos educar a los peques para que coman todos los grupos de alimentos y sean conscientes de la relevancia de los nutrientes tan importantes.

El hierro y el Omega 3 DHA son los dos nutrientes con mayor importancia durante la etapa de crecimiento, seguidos por el calcio y la vitamina D. El DHA es fundamental para su cerebro, mientras que el hierro ejerce un rol fundamental en su desarrollo cognitivo y motor. Sin embargo, muchos niños españoles no alcanzan las ingestas diarias de estos nutrientes tan importantes. Las razones son muy variadas, desde el estilo de vida actual, hasta la menor disponibilidad de tiempo para comprar y cocinar, pasando también por los gustos alimentarios del niño, los cuales se encuentran en pleno proceso de definición. 

Según el Estudio EsNuPi (Estudio Nutricional en Población Infantil Española), la mayor investigación holística sobre nutrición infantil en nuestro país, existe un déficit en la ingesta de nutrientes tan importantes en la dieta infantil, como el hierro, el Omega 3 DHA y la vitamina D, entre otros. Tres de cada cuatro niños españoles de entre uno y diez años no alcanzan las ingestas diarias de Omega 3 DHA recomendadas por los organismos internacionales y, en particular, por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés). 

La importancia de una alimentación completa en la infancia

Una alimentación completa y variada es imprescindible para el correcto crecimiento y el buen estado de salud de los niños, un mensaje que debemos transmitirles desde que son muy pequeños y que debemos instaurar como una máxima en el hogar. Esa alimentación debe cubrir las necesidades nutricionales específicas durante toda la etapa de crecimiento.

Y dentro de este patrón alimenticio, la leche es un alimento básico que no debe faltar en un desayuno saludable. Pero dentro de este contexto nutricional, hay un pequeño gesto que puede marcar una gran diferencia: cambiar el vaso de leche de vaca habitual por un vaso de leche de crecimiento –para niños de uno a tres años– o de crecimiento y desarrollo –de tres años en adelante–. Esto contribuye a incorporar algunos nutrientes clave de los que la leche de vaca es deficitaria y que no se están aportando suficientemente en la dieta a través de otros alimentos. 

La leche adaptada es un recurso excelente para aportar a los niños nutrientes como el hierro y DHA de manera sencilla y complementaria en su dieta. Esto es así porque se trata de leches adaptadas especialmente planteadas para satisfacer las necesidades nutricionales del niño, maximizando así los beneficios para su salud y su desarrollo completo.

¿Sabes si tu hijo recibe el aporte necesario de nutrientes para su desarrollo?

Una vez interiorizada la importancia de que los menores ingieran las cantidades de hierro y DHA recomendadas, cabe preguntarse si nuestro hijo o hija está recibiendo el aporte de nutrientes adecuado para su desarrollo. Para despejar dudas, el Instituto Puleva de Nutrición ha desarrollado una práctica calculadora con la que es posible comprobar si el niño o niña está tomando en su dieta habitual el hierro y DHA necesarios. 

Esta calculadora está disponible en la página web de Puleva, en Puleva Peques Club. Es tan sencillo como completar un formulario con datos básicos del peque como su fecha de nacimiento y su consumo diario de alimentos, para acceder a los resultados de sus necesidades o carencias nutricionales. 

En caso de que tu peque no esté ingiriendo todo el aporte nutricional que requiere, el pequeño gran gesto de incorporar a su dieta una leche adaptada será clave para su crecimiento y desarrollo, marcando así una notable diferencia.  

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, para Instituto Puleva de Nutrición. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.