?


Contenido desarrollado para

VIVESOY

La proteína vegetal que adoran los 4,2 millones de españoles flexitarianos

La soja vive un momento dulce gracias a la gran demanda de alimentos de origen vegetal donde esta leguminosa tiene un papel clave como ingrediente

Campo de soja de Vivesoy en Arabayona de Mógica (Salamanca)

Juanjo Villalba

Compartir

Buenas noticias para nuestra alimentación: ser flexitariano está de moda. Lo que empezó siendo una tendencia para unos pocos abarca ya a 4,2 millones de personas en nuestro país, según un estudio de la consultora Lantern en España, una cifra que supone un 39% más que en el año 2019. Aunque la RAE todavía no recoge este término, las definiciones más populares hablan de personas que basan su dieta en alimentos de origen vegetal y consumen ocasional o excepcionalmente alimentos de origen animal. Dependiendo de lo que cada uno entienda por ocasional y excepcional, tú también podrías ser flexitariano.

Sea como fuere, esto solo puede ser una buena noticia, ya que significa que cada vez tomamos más conciencia por equilibrar el origen de las proteínas que ingerimos. Actualmente, el 80% de la proteína que se consume procede de alimentos de origen animal, lo que implica indirectamente que el consumo de verduras, hortalizas, legumbres o frutas es más bajo de lo que debería.

Originaria de Asia, la soja pertenece a la familia de las leguminosas.

Las recomendaciones actuales proponen compensar las fuentes de las proteínas que consumimos: 50% de origen animal y 50% de origen vegetal

Las recomendaciones actuales proponen compensar las fuentes de las proteínas que consumimos: 50% de origen animal y 50% de origen vegetal, así que el modo de vida ‘veggie’ encuentra en la soja su gran aliado para alcanzar este equilibrio necesario. Se trata de la legumbre que aporta la cantidad más alta de proteínas, comparables a las de la carne, y además estas son de mucha calidad. Debido a esto, la soja está presente en muchos de los productos de base vegetal que cada vez ocupan más espacio en las estanterías de los supermercados.

Originaria de Asia, la soja pertenece a la familia de las leguminosas, igual que los guisantes, las alubias, los garbanzos o las lentejas. Con más de 5.000 años de historia, muchos emperadores orientales la consideraron una de las cinco semillas sagradas junto con el arroz, el trigo, la cebada y el mijo. Por su aporte proteico, no es casualidad que en chino “soja” signifique “carne de campo”. Desde el punto de vista nutricional, la soja contiene todos los aminoácidos esenciales y es muy rica en fibra y vitaminas. Además, cuenta con un perfil graso muy interesante, ya que predominan las grasas insaturadas frente a las saturadas.

En nuestro país, la soja se consume principalmente mediante las bebidas de soja. Solo dos vasos al día permiten ingerir el 25% de la cantidad necesaria de proteínas totales diarias. También para las personas con intolerancia a la lactosa o alérgicos a la proteína de leche, la bebida de soja es una gran alternativa. Además de ser un alimento muy interesante a nivel nutricional, también lo es a nivel medioambiental: su cultivo es sostenible y bueno para el suelo. Es una leguminosa y como tal tiene la capacidad de poder captar el nitrógeno del aire y fijarlo en planta y suelo, de manera que genera hasta el 80% de sus necesidades de nitrógeno, reduciendo de esta manera el uso de abonos minerales.

Soja 100% española que promueve el desarrollo local

Vivesoy es la única marca de bebidas vegetales que utiliza soja de origen 100% español.

¿Por qué traer de tan lejos lo que podemos producir tan cerca? Esa fue la pregunta que se hicieron en Vivesoy, la marca de bebidas vegetales de Pascual, al inicio de su andadura hace 20 años. La pasión por esta leguminosa y un equipo propio de profesionales agrícolas trabajando de la mano de los agricultores hicieron que en el año 2005 esta marca lograra recuperar el cultivo de soja en nuestro país. Hoy en día, Vivesoy ha demostrado con solvencia que ese sueño de producir soja de gran calidad en España es posible y es la única marca de bebidas vegetales que utiliza soja de origen 100% español para la elaboración de sus productos.

Actualmente, trabajan con 136 agricultores de soja a través de contratos directos previos a la siembra, alcanzando cerca de 1.300 hectáreas repartidas entre Castilla y León, Extremadura, Aragón, Navarra y Cataluña.

De esta manera, además de elaborar un gran producto con su propia soja, la actividad de la empresa contribuye a minimizar la huella de carbono al reducir las distancias entre el campo y la planta de envasado, favorece el desarrollo del medio rural, dando vida a los pueblos de la España Vaciada; y reduce nuestra dependencia de las importaciones exteriores. Un factor este último que, en los últimos tiempos, hemos comprobado que puede ser muy importante.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Vivesoy. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.