1,5 millones de cuentas falsas lanzan bulos sobre el coronavirus

05/04/2020

La policía advierte que su objetivo es «difundir el miedo entre la población».

La situación actual de pandemia y confinamiento es un caldo de cultivo para los desaprensivos y las ‘fake news’. Perfiles, en teoría, de Unicef recomendaban lavarse las manos con agua caliente y dejar de comer helado para luchar contra el COVID-19; en Guipúzcoa, apareció una campaña fraudulenta que en nombre de Cáritas reclamaba dinero para los más vulnerables; y esta entidad y Naciones Unidas ‘pedían’ datos personales para dar de comer a las familias más necesitadas. Son solo tres ejemplos de los wasaps, tuits o publicaciones en Facebook falsos que están apareciendo en estas semanas para engañar a los más crédulos.

La Policía Nacional advirtió este domingo sobre esta tendencia y calculó que existen cerca de un millón y medio de cuentas en las redes con el único objetivo de desinformar a la sociedad. «Supone un grave riesgo», alertó el subdirector general de Logística e Innovación de la Policía Nacional, José García Molina, en el informe diario sobre el estado de la pandemia en el país. «Buscan crear alarma social», recalcó Molina, que puso varios ejemplos. Un supuesto profesional afirmaba con rotundidad que una solución mineral milagrosa curaba el coronavirus en solo un día, cuando no hay cura para la enfermedad. «Solo pretende difundir el miedo entre la población», recalcó el subdirector general.

Violencia de género

Los mandos policiales también recalcaron que se ha intensificado la vigilancia ante el temor de que se produzcan más casos de violencia de género. Son dos las mujeres asesinadas por sus parejas desde que se aplicó el estado de alarma. «Se pueden producir tensiones derivadas del confinamiento», reconoció el portavoz policial.

El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, señaló que la aplicación Alertcorps, donde se recogen los diferentes delitos, tendrá un botón de SOS para que las víctimas de esta lacra social y el personal sanitario manden una señal de alerta al puesto policial más cercano. «Las víctimas pueden contar con nosotros siempre. No van a estar solas. Somos conscientes de que queda camino por recorrer», indicó Santiago.