Vuelve la calima, y con fuerza

De nuevo la entrada de viento procedente del continente africano empezará a traer desde este sábado aire más seco y cálido y, como suele ser habitual, polvo en suspensión. Los modelos con los que trabaja la Aemet apunta a que las concentraciones de polvo en suspensión serán importantes, sobre todo a partir del domingo.

ROSA RODRÍGUEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La semana que acaba ha sido especialmente atípica desde el punto de vista meteorológico. El lunes todo apuntaba a que el interminable verano que se ha alargado hasta noviembre iba a llegar a su fin, pero, la inestabilidad de estos días ha dado paso a la calma y el tiempo del este que se ha asomado a las islas orientales se reforzará hasta el punto de arrastrar hasta el archipiélago una masa de polvo en suspensión tan intensa que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no descarta que se tenga que activar algún aviso ante posibles reducciones de la visibilidad, especialmente en los aeropuertos.

Ya desde este sábado el tiempo ha comenzado a cambiar, pero no será hasta este domingo, según el delegado de la Aemet en Canarias, Jesús Agüera, cuando el viento role por completo del noreste al este y comience a arrastrar las masas de aire cálido desde el continente africano hacia las islas. En el viento del este llegarán otra vez con importantes subida de las temperaturas y, como siempre, acompañado de polvo en suspensión.

Las previsiones de la Aemet apuntan a que las concentraciones de calima serán especialmente importantes en el sureste de Gran Canaria y Fuerteventura, aunque en esta ocasión alcanzarán a todo el archipiélago y afectará previsiblemente durante toda la próxima semana tanto a la zonas costeras como a las medianías y zonas altas de Canarias.

Ya este sábado se espera, según la previsión Aemet, que el polvo en suspensión se intensifique por la tarde, afectando tanto a nivel del mar, como en medianías y zonas altas. La Aemet ya avisa que se puede reducir la visibilidad localmente a menos de 5000 metros.

El viento que sopla del este en la zonas más orientales del archipiélago ya comienza desde esta tarde a llegar a las occidentales.

Esta entrada de polvo en suspensión probablemente dará lugar al más intenso de los 40 episodios de calima que ha padecido Canarias en lo que va de año.

Los mapas probabilísticos basado en imágenes satélite como el de la izquierda (WRF/GFS-Iersd) apuntaban ya desde este viernes una importante advección de calima sobre las islas comparable quizás con la que se sufrió en enero de 2002. El delegado de la Aemet en Canarias, Jesús Agüera, avisaba, no obstante, de que las previsiones de salidas de polvo en suspensión se hacen con datos tomados desde satélites, porque en África casi no hay sensores y hay muy pocos de datos de observaciones, por eso, «cualquier pequeño cambio en la intensidad o la dirección del viento puede hacer cambiar la previsión», explicó.

En lo que va de año, todos los meses han habido episodios de calima, a razón de tres o cuatro cada mes, salvo mayo y junio, que hubo dos cada uno