Román Rodríguez ha viajado hasta Alemania para explorar las ventajas de los trenes de hidrógeno. / c7

¿Serán así los trenes de Canarias?

El Gobierno canario explora las ventajas de implantar trenes de hidrógeno en Tenerife y Gran Canaria

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, ha visitado este martes los talleres que posee el fabricante Alstom en Bremervörde, en la región alemana de Baja Sajonia, donde ha explorado «las ventajas de implantar trenes de hidrógeno en Tenerife y Gran Canaria».

«El tren es modernizador, transformador y tractor de una energía limpia como la generada por el hidrógeno. Es el futuro de la movilidad y Canarias tiene que subirse sí o sí», ha manifestado Rodríguez, que ha visitado esa zona acompañado del consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, y por los consejeros insulares de Obras Públicas y Transporte de los Cabildos de Gran Canaria y Tenerife, Miguel Ángel Pérez y Enrique Arriaga, respectivamente.

El vicepresidente ha explicado que, de cara a su implantación en Canarias, «serían trenes de media distancia, con recorridos de entre 55 y 80 kilómetros y una velocidad que oscilará entre los 140 y los 160 kilómetros por hora«.

El hidrógeno como fuente de energía

«La gran novedad es que se incorporaría el hidrógeno como fuente de energía, algo en lo que estamos de acuerdo tanto el Gobierno como los cabildos. En Canarias tenemos condiciones naturales extraordinarias para su producción y su uso no solo es positivo, desde el punto de vista de la descarbonización y la lucha contra el cambio climático, sino porque la producción de hidrógeno industrial para los trenes debe ser también un acelerador hacia la soberanía energética«, ha declarado Román Rodríguez.

El modelo visitado es un Alstom Coradia iLint, un tren de hidrógeno con capacidad para entre 150 y 550 pasajeros y que puede recorrer hasta 1.175 kilómetros sin repostar, emitiendo solo vapor de agua y funcionando con niveles de ruido «notablemente bajos».