Una de las familias afectadas observa las columnas de humo a lo lejos desde su casa. / EFE / Video: Acfi

Los vecinos desalojados por el incendio: «Estamos atemorizados»

El Gobierno de Canarias llama a la calma y asegura que las evacuaciones son preventivas

EFE Santa Cruz de Tenerife

El incendio que dio comienzo el pasado jueves en el municipio de Los Realejos ha alcanzado ya las 2.100 hectáreas, ha obligado a desalojar más 60 casas y ha dejado a sus propietarios «atemorizados».

Así lo explica Xiomara Felipe, vecina de Las Llanadas (Los Realejos) y una de las primeras personas en ser desalojadas durante la mañana de este sábado.

«A las 11:30 tocó la policía en la puerta diciéndonos que teníamos que salir… Cogimos los animales, cuatro cosas y nos fuimos casi sin pensarlo», afirma.

Xiomara vive con sus dos hijos, su marido y tres mascotas y ha señalado en unas declaraciones a Efe que se esperaba esta evacuación «aunque nunca te imaginas que te pase a ti».

«Esta mañana a primera hora empezaron unas llamaradas increíbles en la ladera, y cuando el fuego alcanzó la segunda pista era atemorizante», detalla la afectada.

Últimos datos

  • Perímetro. El incendio afecta ya a 2.423 hectáreas este domingo, 300 más que enla noche, y dispone de un perímetro de 26 kilómetros.

  • Condiciones atmosféricas. No se han registrado grandes rachas de viento y ha incrementado la humedad, que se ha situado entre un 50 y 60%, lo que juega un papel a favor. Las altas temperaturas, en cambio, se mantienen.

  • Efectivos. Se cuenta con 13 medios aéreos, de los que 12 vierten agua. Se sumarán este domingo 40 efectivos de la UME.

  • Desalojos. Este sábado se evacuaron a 584 personas, pero no se prevé más.

La vecina de Las Llanadas ha expuesto que todos los habitantes de esa zona siempre han vivido con el miedo de que un incendio afectara al lugar: «Siempre decimos que como se pegue fuego la ladera vamos a tener que correr… Y así está siendo».

Aunque agradece las atenciones recibidas desde que abandonó su casa, ha señalado sentir «malestar y agonía» por no saber qué va a pasar con ella porque «cierras la puerta de tu hogar, que lo es todo para ti, preguntándote si vas a volver o no, y cómo la vas a encontrar si vuelves».

María Candelaria Martín, que ha sido otra de las personas de Las Llanadas que han tenido que abandonar su casa este sábado, afirma que están rezando para que el fuego no llegue a las casas «y creemos que no va a llegar… Pero con este viento no se sabe».

Ha destacado que, aunque siente cierta tranquilidad porque el fuego no está cerca de su vivienda, le asusta el hecho de que, aunque haya habido otros incendios en el pasado, «nunca han llegado a la ladera como ahora».

«Eran las ocho de la mañana cuando vimos que había entrado ahí, un sitio donde hay mucha pinocha y piñas secas, que se calientan y bajan rodando arrastrando el fuego», ha comentado.

Junto a su marido, con quien comparte casa, María Candelaria hará uso de uno de los recursos hoteleros que han sido habilitados por el Ayuntamiento de Los Realejos para pasar la noche, «esperando que esto acabe pronto».

Según ha informado el alcalde del municipio realejero , Adolfo González, existen tres hoteles a disposición de las personas desalojadas «que no tengan familiares o amigos que puedan acogerlos»: Maritim, Panorámica Garden y Route Active, situados en Puerto de la Cruz -el primero- y en Los Realejos -los dos restantes-.

Asimismo, González ha remarcado que las evacuaciones que se están realizando en diversas zonas de los cinco municipios afectados por la emergencia -Los Realejos, La Orotava, Icod de los Vinos, La Guancha y San Juan de la Rambla- además de preventivas son «quirúrgicas».

«No se están desalojando barrios enteros, sino casa por casa, por lo que recomendamos a la gente que esperen hasta que las autoridades toquen en su puerta», ha expuesto el mandatario.