Torres no descarta que Tenerife pase hoy a nivel 3

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha afirmado este miércoles que no descarta que el Consejo de Gobierno decida subir a Tenerife a nivel de alerta 3 (semáforo rojo), pues hay algunos parámetros que están en riesgo, a la espera de conocer el informe redactado por los científicos.

EFE Santa Cruz de Tenerife

En declaraciones a los medios de comunicación tras visitar el centro de vacunación del Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife, Torres ha comentado que prefiere esperar a los informes científicos y a la reunión del Consejo de Gobierno de esta tarde para valorar qué medidas restrictivas se tomarán en la isla.

El presidente ha señalado que hacen falta al menos cinco días seguidos de buenos datos, porque es lo que marca tendencia.

Además, ha avanzado que el Consejo de Gobierno aprobará medidas restrictivas para Tenerife que tienen que ver con la concienciación entre los jóvenes, mayor vigilancia policial y cierre de espacios en los que se puedan masificar personas.

«La realidad es que los últimos cinco días en Tenerife han ido a peor», ha admitido el presidente, quien achaca los malos datos de esta isla a que hay un mayor porcentaje de jóvenes sin vacunar, además de una mayor dispersión de la población.

«No se puede señalar a ninguna isla, en todo este tiempo hemos tenido situaciones mejores y peores en unas islas u otras», ha aseverado Torres, quien ha explicado que la subida de nivel de riesgo está tasada en base a criterios técnicos y científicos en función de los contagios.

Si la incidencia acumulada, la situación en los hospitales y las UCIs, la de las personas de más de 65 años y la trazabilidad están en rojo, se sube de nivel, ha comentado Torres, quien no se ha querido adelantar a la decisión que se tome esta tarde en el Consejo de Gobierno.

No obstante, ha admitido que es necesario tomar decisiones que bajen la curva de contagios «cuanto antes», entre las que no se encuentra el cierre perimetral de la isla porque la justicia no lo permite.

«No hay que festejar absolutamente nada porque todavía no se ha acabado con la pandemia», ha señalado, al tiempo que ha reclamado a las personas que no están vacunadas que sean más estrictas en el cumplimiento de las normas.

Respecto al uso de la mascarilla, ha abogado porque se haga un uso «sensato» de su eliminación que esté de acuerdo al nivel de contagio de cada lugar.

Ha destacado que la previsión es que el 31 de julio el 70% de la población estará vacunada, lo cual es «un objetivo conseguible» que dependerá de las vacunas que lleguen a las islas y que será «clave» para la reactivación del turismo.

Tras visitar la zona de rastreadores, Torres, que ha detallado que en Canarias hay más de 800, ha valorado que el archipiélago es de las comunidades donde hay una mejor trazabilidad, que funciona «muy bien» en todas las islas.