Vista general de El Teide. / gobierno de canarias

El Teide «se nos ha ido de las manos», denuncian un concierto celebrado en el Parque Nacional

La Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello recalca que está prohibido tocar música en este paraje y reclama más agentes de Medio Ambiente

EFE Santa Cruz de Tenerife

La Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello ha denunciado que el pasado sábado unos músicos realizaron un concierto en el Parque Nacional del Teide con guitarras eléctricas y batería, pese a que es una actividad prohibida en el paraje, que incluso se negó en su momento a la Orquesta Sinfónica de Tenerife.

En sus redes sociales esta Fundación, dedicada a la divulgación científica y protección medioambiental, ha lamentado que el Parque Nacional del Teide «se nos ha ido de las manos y para volver a recuperarlo hará falta mucho más que promesas y buenas palabras».

Afirma que cada vez hay más gente que no está dispuesta a respetar los límites necesarios para la convivencia y la protección del patrimonio común y señala que en el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural se indica que en este espacio natural, el más importante de la isla, Patrimonio Natural de la Humanidad y Diploma Europeo, está prohibido tocar música.

«Habrá quien crea que es exagerado pero tiene su razón de ser», prosigue la Fundación, que explica que se trata de disfrutar de la naturaleza del Parque «sin hilo musical, porque no es una sala de conciertos, ni un bar donde nos tengan que amenizar la velada».

Se trata de proteger el patrimonio natural y preservarlo, no es un parque recreativo, continúa, para recordar que hace unos años en el Patronato del Parque se generó polémica porque el Cabildo pretendía que la Orquesta Sinfónica de Tenerife diera un concierto en el Llano de Ucanca.

«Afortunadamente primó la cordura y Wolfredo Wildpret, Telesforo Bravo y los grupos ecologistas consiguieron que no se realizara», apostilla la Fundación, que indica también que hace unos días un visitante del Parque Nacional «sacó un bucio y se puso a tocar en Los Roques de García, y le dijeron inmediatamente que tenía que cesar su actividad».

Sin embargo, el pasado sábado un grupo con guitarra eléctrica y batería «montó una tocata en Las Minas de San José y se armó el concierto».

La Fundación reclama más agentes de Medio Ambiente y medios materiales para vigilar el Parque Nacional del Teide, junto a un control de acceso para los vehículos privados.